29 Nov 2021 | 19:37

Líder en información económica del deporte

Competiciones

El Gran Premio de España de Fórmula 1, sin público en las gradas

El Gobierno catalán ha decidido no admitir aficionados ante la incertidumbre en torno a la seguridad sanitaria en el evento de Montmeló.

Palco23

18 abr 2021 - 18:35

El Gran Premio de España de Fórmula 1, sin público en las gradas

 

 

Montmeló seguirá vacío un año más. La Generalitat catalana ha decidido dar marcha atrás y no admitir público en las gradas a causa de la existencia de una “incertidumbre sanitaria” durante el fin de semana del 7 al 9 de mayo, cuando se iba a celebrar el Gran Premio de España de Fórmula 1. En un primer momento, el propio Gobierno catalán había permitido hasta el 50% del aforo en el evento de Montmeló.

 

Durante el mes pasado, el propio Gobierno catalán dio luz verde al regreso de aficionados en las competiciones al aire libre con un aforo del 50%, que incluía actividades como la Fórmula 1 o el World Padel Tour.

 

Pese a ello, el Procicat, programa encargado de establecer las pertinentes medidas semanalmente para hacer frente al Covid-19 en Cataluña, admitió que “no se puede determinar con total certeza si los días 7, 8 y 9 de mayo la situación epidemiológica y asistencial permitirán avanzar en la flexibilización de medidas”.

 

 

 

 

A finales de 2020, la junta de accionistas del Circuit de Catalunya renovó el contrato que tenía establecido con la Fórmula 1 (competición propiedad de Liberty Media) para celebrar el Gran Premio de España por un año más, pese a los cuatro que quería adjudicarse la dirección del circuito.

 

Para poder acoger la carrera de Fórmula 1, el circuito debe pagar un canon de 22 millones de euros. Montmeló no logró en las negociaciones crear una salvaduarda para evitar el pago del canon si, como ha ocurrido, el Covid-19 impedía la asistencia de público en el gran premio.

 

Antes de la pandemia, las previsiones del Circuit pasaban por obtener unos ingresos cercanos a los 25 millones de euros en 2020, de los cuales más de un 60% correspondería a la venta de entradas. Este objetivo no pudo alcanzarse por el Covid-19 y la posterior disputa del GP a puerta cerrada.