06 Dic 2021 | 09:51

Líder en información económica del deporte

Competiciones

El fútbol italiano pide recuperar los patrocinios de apuestas tras el golpe del Covid-19

La Figc estima que el fútbol ha italiano ha dejado de ingresar 1.100 millones de euros en las temporadas 2019-2020 y 2020-2021.

Palco23

02 ago 2021 - 16:38

El fútbol italiano pide recuperar los patrocinios de apuestas tras el golpe del Covid-19

 

 

El fútbol italiano quiere volver a las casas de apuestas. La Federación Italiana de Fútbol (Figc) ha pedido al Gobierno del país que se suspenda la prohibición de los patrocinios de apuestas nacionales como parte de una serie de medidas para aligerar la carga financiera sobre los clubes tras el golpe del Covid-19.

 

La Figc estima que el fútbol ha italiano ha dejado de ingresar 1.100 millones de euros en las temporadas 2019-2020 y 2020-2021, 244 millones de ellos de patrocinio y  actividades comerciales y 341 millones por ingresos de ticketing, según Sports Business.

 

La prohibición de los patrocinios de apuestas, como ocurrirá en España a partir de esta temporada, entró en vigor a partir de julio de 2019, pero desde 2020 la entidad está presionando para que se revoque la prohibición.

 

 

 

 

 

Asimismo, la Figc, en una lista de medidas que ha enviado al Gobierno, ha pedido aplazar por un período de no menos de dos años todos los pagos adeudados en concepto de impuestos directos e indirectos, así como las contribuciones a la Seguridad Social a partir de la entrada en vigor de la ley con el pago posterior en cuotas máximas de hasta cinco años.

 

Entre otras medidas, la entidad pide facilidades para acceder a medidas de apoyo a la liquidez de los clubes deportivos, así como a instrumentos de garantía dedicados a empresas en crisis, procedimientos dedicados a pago a plazos y conciliación de las deudas tributarias de los clubes de fútbol con la Agencia Tributaria.

 

Asimismo, la federación quiere una desgravación fiscal y contributiva en relación con los contratos estipulados con jóvenes futbolistas profesionales a través del método de aprendizaje y la creación de instrumento por el que el 1% del total recaudado de las apuestas deportivas de todo tipo se transfiera a un fondo gestionado por la Figc destinado a medidas de apoyo y dinamización del fútbol profesional y amateur nacional, la división de fútbol femenino y el sector juvenil y escolar.