03 Oct 2022 | 03:22

Líder en información económica del deporte

Competiciones

El comité ejecutivo de World Rugby ratifica el aplazamiento del Mundial femenino

La Copa del Mundo femenina de rugby no se disputará en 2021 en Nueva Zelanda debido a la evolución de la pandemia del coronavirus.

Palco23

10 mar 2021 - 10:06

El comité ejecutivo de World Rugby ratifica el aplazamiento del Mundial femenino

 

El comité ejecutivo acepta la propuesta de la dirección de World Rugby y aplaza el Mundial. La Copa del Mundo femenina no tendrá lugar en 2021, fruto de una decisión consensuada entre el organismo rector del rugby a nivel global, New Zealand Rugby, el Gobierno de Nueva Zelanda y las federaciones participantes como consecuencia del impacto y la incertidumbre respecto a la pandemia del Covid-19.

 

El Mundial de rugby femenino no se celebrará entre el 18 de septiembre y el 16 de octubre de este año en Nueva Zelanda como estaba inicialmente previsto. De momento, se desconocen las nuevas fechas del torneo, que se anunciarán en las próximas semanas.

 

El aplazamiento del torneo supone un problema para las selecciones clasificadas, que el comité ejecutivo busca compensar financiando la preparación de los equipos con 2,34 millones de euros y la creación de un programa de competición tanto para los equipos ya clasificados como para los que están en proceso de clasificación.

 

 

El presidente de World Rugby, Bill Beaumont, asegura que “dada la cantidad de atletas y personal que llegaría de numerosos destinos, los recientes desarrollos del Covid-19 hacen que simplemente no sea posible garantizar las óptimas condiciones para que todos los equipos se preparen acordemente para un torneo del más alto nivel, con la continua incertidumbre respecto a la preparación”.

 

“Debemos garantizarles a las principales jugadoras el escenario que merecen, con la oportunidad que sus familiares y amigos puedan acompañarlas, además de la amplia familia del rugby tanto nacional como internacional”, añade el dirigente. “Posponer el torneo un año debería permitirnos disfrutar los beneficios de un programa mundial de vacunación, aliviando la carga sobre los requerimientos de viajes internacionales y dentro de Nueva Zelanda”, sentencia.