Líder en información económica del deporte

Competiciones

El COI desestima la denuncia contra la presidenta de la federación internacional de triatlón

La entidad considera que “no se ha demostrado ninguna violación de los principios éticos del COI” y que “es un asunto interno” de la federación.

Palco23

26 nov 2020 - 11:41

El COI desestima la denuncia contra la presidenta de la federación internacional de triatlón

 

 

El COI rechaza la denuncia contra Marisol Casado. El comité ejecutivo del Comité Olímpico Internacional (COI) ha desestimado, siguiendo una recomendación de su comisión ética, una denuncia presentada por los cinco miembros del tribunal de apelación de la federación internacional de triatlón (ITU) contra la presidenta de este organismo, la española Marisol Casado, ya que “no se ha demostrado ninguna violación de los principios éticos del COI”. Casado, que es miembro del COI, se presenta el próximo domingo a la reelección como presidenta de la ITU, con el danés Mats Freund como rival.

 

La denuncia también se cursó contra Antonio Arimany y Bernard St-Jean, secretario general y presidente del comité jurídico y constitucional de la federación respectivamente, con el mismo resultado.

 

La demanda aludía a una decisión del tribunal de apelación relativa a la Copa Panamericana disputada en La Habana en febrero, en la que acusaba a la federación de intentar encontrar una forma ilegal de que esa decisión fuera “juzgada de nuevo” por otro panel. Además, la denuncia se refería a una violación de la limpieza de las próximas elecciones a miembros del Tribunal, al no informar a los actuales miembros sobre la elección y sus condiciones. 

 

La comisión ética considera que “que ninguna de las reclamaciones tenía relación con la jurisdicción del COI” y que la comisión “tiene jurisdicción para examinar las actividades de los funcionarios de las federaciones internacionales en relación con los principios éticos sólo cuando esas actividades se realizan como parte de las relaciones de las FI con el COI”. Por lo tanto, considera que “como no había pruebas de ningún comportamiento personal no ético de Casado” y que “es un asunto puramente interno”.