04 Dic 2021 | 14:06

Líder en información económica del deporte

Competiciones

El Circuito de Navarra prevé cerrar en beneficios tras reducir un 55% sus ingresos en 2020

El trazado, que pertenece al Gobierno de Navarra desde el año pasado, trata de hacerse fuerte con competiciones de alto nivel como las Superbikes.

Albert Ferrer

14 jul 2021 - 05:00

El Circuito de Navarra prevé cerrar en beneficios tras reducir un 55% sus ingresos en 2020

 

 

El Circuito de Navarra se recupera del Covid-19. El trazado navarro ha cerrado el último ejercicio con ingresos de alrededor de un millón de euros, un 55% menos. Gran parte de ese descenso se ha debido a la ausencia del público en las gradas y al cierre del circuito por el Covid-19. Pese a ello, el trazado navarro prevé cerrar el ejercicio actual en números negros, aupado por la vuelta de las competiciones y el regreso de forma paulatina de los aficionados.

 

Según ha señalado Javier de la Fuente, director del Circuito de Navarra, a Palco23, la infraestructura ha recibido más peticiones por parte de clientes privados y de competiciones regionales para recuperar el terreno perdido tras la suspensión de eventos derivada de la pandemia del Covid-19. El ejercicio 2020 se cerró con unas pérdidas operativas de cerca de 200.00 euros.

 

El trazado se encuentra en manos de la empresa pública Nicdo (Navarra de Infraestrcturas de Cultura, Deporte y Ocio) desde hace poco más de un año, cuando el Gobierno navarro recuperó el control de la infraestructura tras cinco años siendo controlada por una empresa privada, desde 2014 a 2019.

 

 

 

 

La prueba más importe que acoge el trazado es el Campeonato de Superbikes, que tendrá lugar el fin de semana del 20 al 22 de agosto. “Superbikes es la competición más importante que llevaremos a cabo en el circuito, por lo que esperamos acoger eventos de mayor renombre en un futuro”, comenta el ejecutivo.

 

Además de las Superbikes, el trazado tiene cerrados doce eventos deportivos más hasta fin de año. Aunque el Covid-19 evite que la ocupación en las gradas del trazado pueda ser completa, de la Fuente prevé poder acoger hasta 3.500 aficionados en las distintas competiciones, una pequeña parte de su aforo completo, que llega a los 40.000 espectadores.

 

De cara al actual ejercicio, la empresa pública trabaja con un presupuesto de 1,5 millones de euros, cuyo negocio se reparte en un 60% por las carreras, un 20% en el alquiler de pistas para tests, y un 10% derivado del kárting y eventos propios.

 

 

 

 

Para convertirse en una alternativa a los trazados como MotorLand o Ricardo Tormo, el Circuito de Navarra ha llevado a cabo una inversión cercana a 200.000 euros en el último año, en el que se han repintado los pianos y se ha llevado a cabo el micro presado de una curva, entre otros.

 

La empresa cuenta con una plantilla de apenas nueve trabajadores, a los cuales no se les aplicó un expediente de regulación de empleo (Erte) durante los meses en los que el trazado y su actividad estuvo parada por el Covid-19.

 

Una de las pocas notas positivas del último curso ha sido el aumento de patrocinadores. “Antes del Covid-19 no teníamos patrocinadores, y ahora hemos ganado unos cuantos; aunque sean empresas locales, nos ayudan a seguir adelante”, señala el ejecutivo.

 

“Para el año que viene tendremos tres competiciones internacionales nuevas en Navarra, y el impacto económico que generará en la zona será muy grande”, precisa Javier de la Fuente.