Líder en información económica del deporte

Competiciones

El baloncesto, rey del deporte base en EEUU con un negocio que ejercita a 9 millones de niños

Este deporte es el más practicado por la base en Estados Unidos a través de un modelo privado, plagado de escuelas, becas y captadores de talento que buscan encontrar en los más jóvenes a futuros deportistas universitarios.

El baloncesto, rey del deporte base en EEUU con un negocio que ejercita a 9 millones de niños
Escuelas, academias privadas y competiciones gestionan altos presupuestos, que han terminado creando un tupido enjambre de futuros profesionales.

A. Martínez

17 oct 2022 - 05:00

El baloncesto estadounidense se corona como rey del deporte base en Estados Unidos. Con casi nueve millones de niños menores de diecisiete años y una competición universitaria semiprofesionalizada, el baloncesto se ha situado en el primer lugar del podio del deporte base, con un modelo privado que convierte a los deportistas más jóvenes en objetos de negocio

 

Estados Unidos cuenta con un complejo modelo deportivo, que premia la excelencia en el deporte base para crear, desde las más tempranas edades, futuros profesionales de élite. En el país no existe un Ministerio de Deportes o un ente regulador de la práctica profesional deportiva en la base, por lo que cuando un niño comienza a jugar a baloncesto también está entrando en un mercado plagado de becas por mérito deportivo, captadores de talento o fondos de inversión.

 

Escuelas, academias privadas y competiciones gestionan altos presupuestos, que han terminado creando un tupido enjambre de futuros profesionales que generan un negocio de más de 15.000 millones de dólares anuales en todo el país.

 

Una de las grandes ambiciones del baloncesto es su posibilidad de ascenso social. Muchos padres ven en los deportes juveniles una opción para que sus hijos accedan a la universidad obteniendo becas por ayuda deportiva, que pueden ascender hasta 5.980 dólares mensuales. Del mismo modo, muchos jóvenes atletas ven en el baloncesto una forma de escala social, ya que el 85% de los jugadores de la NBA asistieron a una de las principales universidades del país. Sin embargo, sólo el 3% de los estudiantes que en secundaria practican baloncesto lo siguen practicando al terminar el periodo, según el instituto Aspen.

 

 

El deporte universitario aglutina cada año a medio millón de deportistas en la antesala de la profesionalización. La Ncaa (National Collegiate Athletic Association) es la principal asociación encargada de regular los programas deportivos en Estados Unidos, cuenta con 1.281 instituciones asociadas, 23 deportes, unos ingresos de 1.100 millones de dólares anuales y 1.500 millones de dólares en concepto de becas deportivas.

 

Actualmente, el baloncesto universitario congrega a cerca de 50.000 jugadores y jugadoras, que se reparten en 357 universidades. Los campeones de cada una de las 32 conferencias se clasifican para el torneo final, que desemboca en una Final Four que genera el 90% del total de los ingresos de la Ncaa. En algunas regiones de Estados Unidos, que no cuentan con un equipo de baloncesto en la NBA, estos encuentros obtienen mayor número de espectadores que las finales del principal campeonato de baloncesto del país.

 

El baloncesto cuenta con gran arraigo en Estados Unidos y fue creado en el sistema educativo estadounidense, en el colegio de Springfield (Massachusetts) en 1891 y desde aquel día nunca ha perdido su relación con el sector de la enseñanza. Cuando uno de los profesores colocó dos cestos de melocotones a tres metros del suelo, comenzó uno de los deportes que se volvería más popular en el país. 

 

 

En los Juegos Olímpicos de Ámsterdam en 1928 y en el de Los Ángeles en 1932 fue practicado como deporte de exhibición, pero en Berlín 1936 ya fue incorporado al programa oficial. En 1946, nació la National Basketball Association (NBA) mientras la liga de hockey atravesaba su descanso invernal.

 

Muchos años después, la competición factura más de 10.000 millones de dólares y el baloncesto es el deporte más popular entre la base estadounidense y reúne a casi el 15% del total de jóvenes deportistas, según indica el informe State of Play 2021, elaborado por el instituto Aspen.

 

Tras el baloncesto, los siguientes deportes con más participantes son el baseball o el fútbol americano. El béisbol reúne a 5,2 millones de niños menores de 17 años, aunque en el último año ha sufrido un decrecimiento del 15% en su cifra de practicantes. El fútbol americano, por su parte, también se ha notado un descenso en su número de practicantes del 3%, hasta rozar los 3 millones de deportistas base. El ciclismo, pese a contar con nueve millones de practicantes menores de 17 años no computa en la lista, ya que un gran porcentaje de los ciclistas realiza esta actividad como ocio y no como deporte.