25 Sep 2022 | 04:47

Líder en información económica del deporte

Competiciones

El Ayuntamiento inyecta 4,2 millones para evitar la suspensión de la Barcelona World Race

Palco 23

16 ene 2015 - 04:00

El Ayuntamiento de Barcelona ha tenido que salir in extremis al rescate de la Barcelona World Race (BWR). El consistorio que dirige Xavier Trias (CiU) aportó 4,2 millones de euros para asegurar la tercera edición de esta regata de vuelta al mundo a vela a dos (con dos tripulantes por barco) y sin escalas, que arrancó el 31 de diciembre de 2014 y finalizará en marzo de este año. La inyección de recursos públicos se explicaría por la caída de los patrocinios respecto a las anteriores ediciones, en 2007 y 2011, cuando la crisis económica no era tan profunda.

 

Los fondos aportados por el Ayuntamiento se reparten entre 1,2 millones de euros para comunicaciones y otros tres millones para comprar la sede del centro de interpretación actual de la BWR, en el muelle de Llevant del Puerto de Barcelona, para convertirlo en un espacio destinado a la promoción de la vela y otra nave para acoger el instituto de formación profesional náutica.

 

La teniente de alcalde de Deportes, Maite Fandos, explicó que la caída de patrocinios no se debe únicamente a la crisis, sino también a que la ciudad ha acogido otros eventos deportivos relevantes, como una parte del Mundial de Baloncesto, que ha hecho que muchas compañías centraran sus presupuestos para patrocinio este campeonato. "Se ha llevado muchos millones", admitió la alto cargo municipal. Además, explicó que el distinto trato fiscal que ha recibido la regata también ha obligado a destinar dos millones de euros al pago del IVA.

 

El Ayuntamiento de Barcelona espera que esta aportación de recursos sea excepcional en la historia de la BWR, que cuenta con un presupuesto de 35 millones de euros que en las dos anteriores ediciones había logrado cubrirse con patrocinios. Los sponsors principales de la competición son Estrella Damm, Renault y Johnson&Johnson, mientras que en la división de patrocinadores oficiales se encuentran Ono, Danone, Gaes, Boehringer Ingelheim, Gramona e Invictus, el perfume de Paco Rabanne. A esta lista se le añade una veintena de proveedores y colaboradores, tanto del sector público como el privado.

 

La organización, formada por el Ayuntamiento, Cámara de Comercio, Autoridad Portuaria y Fira de Barcelona, asegura en un informe que la edición 2010-2011 acumuló una audiencia de 380 millones de personas, además de registrar 1,47 millones de usuarios únicos en su página web, donde puede consultarse la evolución de la regata y el estado de cada uno de los participantes. El citado informe, elaborado por la escuela de negocios Esade, cifra en 60 millones de euros el impacto económico para la ciudad.

 

En la presente edición están participando ocho tripulaciones, que navegan a bordo de barcos IMOCA 60, de 18 metros de eslora y un mástil de hasta 29 metros de altura, equivalente a un edificio de diez plantas. Las embarcaciones recorrerán unas 23.000 millas náuticas, "en una circunnavegación de Barcelona a Barcelona, dejando los cabos de Buena Esperanza (Sudáfrica), Leeuwin (Australia) y Hornos (Chile) por babor (la izquierda) y rodeando la Antártida por estribor (la derecha)", según la organización.