26 Sep 2022 | 14:30

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Dorna concentra su estructura en España y elimina su filial en Países Bajos

Dorna Worldwide, propiedad de Dorna Sports, compañía organizadora del Mundial de Motociclismo, ha absorbido su sociedad DWW Freight Services, que tenía sede en Países Bajos, con el objetivo de recentralizar sus operaciones en el mercado español

Miquel López-Egea

08 oct 2021 - 05:00

Dorna concentra su estructura en España y elimina su filial en Países Bajos

 

 

Dorna concentra su negocio en España. Dorna Worldwide, propiedad de Dorna Sports, compañía organizadora del Mundial de Motociclismo, ha absorbido su sociedad DWW Freight Services, con sede en Países Bajos, con el objetivo de recentralizar sus operaciones en el mercado español, según han confirmado fuentes de la empresa a Palco23.

 

Esta era la penúltima filial de Dorna fuera del país y ahora sólo mantiene una en Italia, que tiene como negocio la gestión del Mundial de Superbikes. Con este movimiento, todo MotoGP se gestionará desde las oficinas de Barcelona y Madrid. Anteriormente, Dorna había tenido una filial en Reino Unido y otra en Japón.

 

Según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme), “el socio único de Dorna Worldwide ha decidido con fecha 1 de octubre de 2021, en calidad de socios absorbente, y el socio único de la sociedad neerlandesa DWW Freight Services, ha decidido con fecha 11 de agosto de 2021, en calidad de sociedad absorbida, la fusión por absorción de la segunda por parte de la primera en los términos establecidos en el proyecto común de fusión transfronteriza”.

 

 

 

 

Dorna tenía una filial en Países Bajos para gestionar el transporte cuando realizaba eventos fuera de Europa, pero ahora ha decidido que ya no es necesario organizarlo de esta manera. La mayor parte de la cifra de negocio de la empresa, el 78% (162 millones de euros),corresponde a prestaciones de servicios fuera del territorio nacional.

 

“Países Bajos era un centro de transporte, pero el sector ha evolucionado y ahora ya no es tan necesario, por lo que preferimos tener la mayor parte de la actividad en España”, ha manifestado la compañía, reiterando que “preferimos tenerlo todo centralizado en el país pues que es más fácil coordinar”.  

 

Según el Borme, la fusión implica la integración de la sociedad absorbida en la sociedad absorbente mediante la transmisión en bloque del patrimonio de la sociedad absorbida en beneficio de la sociedad absorbente y la extinción de la sociedad absorbida sin liquidación.

Este anuncio coincide con la presentación del calendario provisional del Campeonato del Mundial de MotoGP, que contará con 21 carreras previstas desde marzo hasta noviembre de 2022, dos carreras más que este año. Además, será el calendario más largo hasta el momento a causa de la vuelta de los circuitos de Asia, América y Australia, que fueron los ausentes por la pandemia del Covid-19 la edición anterior

 

 

 

 

Dorna Sports perdió 94 millones de euros en 2020, tras ver reducida su facturación casi un 30%, hasta 209 millones de euros, en un año en el que la pandemia del coronavirus obligó a adaptar el calendario de carreras cancelando las pruebas en Asia, Oceanía y América. La compañía pudo afrontar la situación sin necesidades de capital y sin recurrir a préstamos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

 

Dorna había concluido 2019 con unas pérdidas de 8,3 millones de euros, una cifra que se multiplicó en 2020, en un ejercicio lastrado por la crisis del Covid-19.  En el ejercicio terminado el pasado 31 de diciembre de 2020 Dorna obtuvo un resultado bruto de explotación (ebitda) positivo de 60,5 millones de euros.  En 2020 los ingresos de la compañía se situaron en 137 millones de euros, un 30% menos que el año anterior.

 

La empresa atribuye a la pandemia las pérdidas, con una notable disminución de ingresos en partidas como público, que se quedaron a cero debido a que las carreras se disputaron a puerta cerrada, o de los ingresos por promotores.

 

En cuanto a otros movimientos de la compañía, Dorna ha reestructurado su área comercial tras la salida de Pau Serracanta. Después de veinte años trabajando en la compañía española como director general comercial, el ejecutivo abandonó su puesto en mayo. Tras su salida, sus funciones las asumió Manel Arroyo, pero con el cargo de chief commercial officer, de nueva creación.