Líder en información económica del deporte

Competiciones

Dorna cancela el Gran Premio de Tailandia

La pandemia del coronavirus provoca nuevos cambios en el calendario del Mundial de MotoGP, que pierde una nueva prueba.

Palco23

21 jul 2021 - 11:35

Dorna cancela el Gran Premio de Tailandia

 

El Gran Premio de Tailandia cae del calendario de MotoGP en 2021. La Federación Internacional de Motociclismo (FIM), la asociación que representa a los equipos (Irta, por sus siglas en inglés) y Dorna Sports han anunciado la cancelación de la carrera, con el objetivo de que regrese en 2022.

 

El Circuito Internacional de Chang iba a acoger el Gran Premio del 15 al 17 de octubre, pero debido a las consecuencias de la pandemia y a las restricciones asociadas a la misma, se ha decidido cancelar el evento.

 

Tras la cancelación de la prueba en Tailandia, Dorna está valorando la posibilidad de incluir un nuevo Gran Premio que lo sustituya, aunque aún no se ha tomado una decisión al respecto.

La pandemia sigue causando estragos en el calendario de las competiciones deportivas internacionales. Hace un mes, Dorna y la FIM anunciaron la cancelación del Gran Premio de Japón debido a las restricciones del país asiático por el Covid-19. Por ello, la competición decidió trasladar la carrera al circuito de Austin (Texas), y aplazó una semana el GP de Tailandia.

 

 

Pese a ello, el Gran Premio de Japón regresará al calendario oficial para el Mundial de Motociclismo de 2022 y, momentáneamente, entrará el Gran Premio de Las Américas, que estaba como reserva, y se disputará entre el 1 y el 3 de octubre.

 

Previamente, Dorna ya se vio obligada a cancelar el Gran Premio de Finlandia debido a las complicaciones existentes para viajar al país nórdico, escogiendo Estiria (Austria) como emplazamiento sustituto para el evento.

 

El año pasado, debido a la pandemia del Covid-19, la competición tuvo que suspenderse en marzo y fue retomada en julio. Al final se terminaron disputando un total de 14 carreras hasta fin de temporada, todas ellas en circuitos europeos (y la mitad en España) para poder salvar un negocio que, en condiciones normales, factura 400 millones de euros.