Líder en información económica del deporte

Competiciones

Camino a Pekín 2022

Del esquí alpino al ‘freestyle’: quién es quién en el mapa español de los Juegos

Con unos posibles Juegos de Invierno en 2030 en España, los deportes de invierno buscan una medalla en los Juegos Olímpicos de Pekín 2022 tras haber crecido en licencias y haber reclamado su espacio en las nuevas modalidades.

Del esquí alpino al ‘freestyle’: quién es quién en el mapa español de los Juegos
Aunque el esquí alpino copa dos terceras partes de todas las licencias de la Rfedi, España también tiene federados de esquí de fondo, freeski, snowboard, telemark, biatlón, esquí de velocidad y mushing.

Miquel López-Egea

03 feb 2022 - 05:00

España, ante el reto de demostrar que tiene potencial en los deportes de invierno. El país ha ganado terreno en los últimos años en los Juegos Olímpicos de Invierno y en la última edición logró colarse en el medallero, después de décadas sin lograrlo, con dos bronces. Este año, con el objetivo de lograr ser sede en 2030 de unos Juegos de Invierno, el país tiene el reto de mostrar el músculo ganado en estas disciplinas en los últimos ciclos olímpicos. 

 

El país, aunque aún está lejos de potencias como Suiza, Estados Unidos, Alemania, Noruega o Austria, y después de años de una fuerte inversión en la base, ha incrementado el número de licencias, infraestructuras y deportistas convertidos en figuras. Año tras año, España está ganando terreno en las disciplinas freestyle, aunque aún poco conocidas al sur de los Pirineos, ya que la Real Federación de Deportes de Invierno (Rfedi) ha sabido invertir sus recursos en estas líneas, por lo que, este año, Queralt Castellet o Lucas Eguibar son los deportistas que optan a una medalla olímpica.

 

Una medalla olímpica de estas modalidades en los próximos Juegos de Pekín 2022, que darán su pistoletazo de salida mañana y que se disputarán a puerta cerrada y con algunos boicots diplomáticos,  significará demostrar el trabajo hecho por los catorce deportistas olímpicos y será el resultado de unos deportes que cada día están ganando adeptos y que, entre otras cosas, han provocado que estaciones como Baqueira Beret, el Grupo Aramón o Sierra Nevada hayan hecho significativas inversiones en sus snow parks.

 

 

 

 

Pero el hándicap de las infraestructuras en España es una de las barreras para seguir progresando en estos deportes y pese a las inversiones realizadas en los últimos años, muchos deportistas deben entrenar fuera del país durante parte del año. De hecho, España no cuenta con las instalaciones necesarias para practicar deportes como el skeleton.

 

En la temporada 2020-2021, la Rfedi contaba con 3.782 federados, un 0,8% menos que en el año del Covid-19, pero un 1,5% y un 0,3% más que en 2019 y 2018, año en el que dio el gran salto, con incremento interanual del  7% en licencias. Además, la base se ha incrementado notablemente en los últimos años y la federación ya cuenta con cerca de 2.000 licencias correspondían a deportistas menores de dieciséis años.

 

Por comunidades autónomas, Cataluña copaba el 24,9% de las licencias deportivas, mientras que Madrid, el 20,3% y Andalucía, el 14,7%. Aragón, en cuarta posición, copaba el 10,6% de las licencias federativas. La mayor parte de los clubes deportivos también son de esas comunidades.

 

 

 

 

Aunque el esquí alpino copa dos terceras partes de todas las licencias de la Rfedi, España también tiene federados de esquí de fondo, freeskisnowboardtelemark, biatlón, esquí de velocidad y mushing.

 

La mayoría de competiciones nacionales se organizan en Copas de España, puntuables para la Federación Internacional de Esquí (FIS), entidad que organiza las Copas de Europa y del Mundo, así como los Mundiales de esquí. En la temporada 2020-2021, en las pruebas nacionales de esquí alpino participaron hasta 10.263 esquiadores, mientras que 1.254 deportistas lo hicieron en esquí de fondo, 364 en freeski y 261 en snowboard.

 

Hay un total de 2.668 licencias de esquí alpino en el país, el deporte rey de invierno en el país. De ellas, 95 licencias se corresponden a categoría elite, mientras que más de 1.600 licencias corresponden a menores de dieciocho años. En España se organizan más de setenta competiciones de esquí alpino.

 

 

 

 

En los Juegos Olímpicos, España tendrá presencia con tres esquiadores alpinos: el navarro Adur Etxezarreta y el catalán Quim Salarich serán los representantes masculinos, mientras que la catalana Nuria Pau, que compite en el primer equipo privado de esquí, impulsado por La Molina, será la única representante femenina. Los tres deportistas no parten como favoritos.

 

En esquí de fondo, España cuenta con un total de 288 licencias, con 53 en categoría elite, mientras que 180 licencias corresponden a menores de edad. En España se celebran un total de catorce eventos. El gipuzcoano Imanol Rojo y el catalán Jaume Pueyo serán los dos únicos representantes en esta modalidad, aunque no parten como favoritos.

 

España cuenta con 214 licencias de freeski, siendo Andalucía la comunidad que copa 144 licencias gracias a la apuesta realizada por los clubes y Sierra Nevada. España cuenta con 48 deportistas con licencia senior, pero son hasta 180 deportistas menores de 18 años en esta modalidad en auge, siendo la tercera disciplina con más presencia española en los deportes de invierno. Se celebran un total de diecisiete eventos de esta modalidad en el país  Javier Lliso y Thibault Magnin participarán en Big Air en los Juegos Olímpicos.

 

En snowboard es donde España parte como favorita y dónde tiene las principales figuras mediáticas de este deporte. En esta modalidad, la Rfedi contaba con 149 licencias, 48 de ellas corresponden a riders elite, mientras que el rest, a menores de 21 años. En total se celebran catorce competiciones de esta modalidad en el país.

 

Lucas Eguibar es la gran estrella del equipo olímpico español y buscará repetir la medalla obtenida en los últimos Juegos, tras haber cosechado varios éxitos deportivos. Queralt Castellet, por su parte, competirá por quinta vez en unos Juegos Olímpicos donde intentará alcanzar, por fin, su ansiada medalla.

 

 

 

 

En los Juegos se disputarán otros deportes de nieve como son biatlón, combinada nórdica y salto de esquí. Sin embargo, España no contará con representantes. En biatlón, la Rfedi tiene registradas 49 licencias, con 35 deportistas senior, pero no cuenta con una plaza en los Juegos. Sólo se celebran cinco eventos de esta modalidad en España.

 

Por otro lado, en España, los saltos de esquí no existen ni hay una instalación donde practicarlo, por lo que impide que el país pueda tener representación en esta modalidad y en la combinada nórdica. En los Juegos de Pekín, en hielo, se disputarán competiciones de lugeskeletonbobsleigh, hockey hielo, patinaje artístico, patinaje de velocidad y patinaje de velocidad en pista corta. 

 

La Real Federación de Deportes de Hielo (Rfedh) contaba con 2.126 licencias en el año del Covid-19, un 5,25% más que en el año anterior. España cuenta con quince equipos de hockey hielo, entre ellos el FC Barcelona o el CH Jaca; 21 equipos de patinaje artístico, doce equipos de curling, dos de patinaje de velocidad y cuatro de bobsleigh y skeleton, que, en este caso no pueden competir en España. En hockey hielo se disputa la Liga Iberdrola, La liga Nacional y la Copa de la Reina, mientras que en patinaje artístico se disputa la Copa Federación y la Liga Nacional. En curling se celebran los campeonatos nacionales. En luge, bobsleigh y skeleton no hay competiciones nacionales y, de hecho, es imposible competir a escala nacional. Por otro lado, tampoco se organizan competiciones de patinaje de velocidad.

 

España contará con cinco representantes de la Rfedh en los Juegos Olímpicos. Por un lado, el histórico piloto Ander Mirambell competirá en skeleton, mientras que la pareja Laura Barquero y Marco Zandrón competirán en patinaje artístico tras haber logrado una plaza olímpica, igual que Olivia Smart y Adrián Díaz, que competirán en la modalidad de danza por parejas. 

 

Comenta la noticia en B+