04 Oct 2022 | 22:52

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Treinta años de Barcelona 92

De Coca-Cola a Seat: quién es quién en el ‘dream team’ del patrocinio de los Juegos

El patrocinio fue una de las principales fuentes de financiación del evento olímpico, llegando a suponer prácticamente el 40% de los ingresos. Hasta 24 empresas nacionales apoyaron los Juegos de Barcelona 1992.          

De Coca-Cola a Seat: quién es quién en el ‘dream team’ del patrocinio de los Juegos
Los socios colaboradores debían ser grandes empresas con una implantación local y que prestasen un servicio relativo al evento

A. Ferrer

25 jul 2022 - 05:00

Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992 fueron un hito organizativo que, entre el 25 de julio y el 9 de agosto pusieron la capital catalana en el centro del mundo. El legado del evento deportivo más importante de la historia de España, que abrió Barcelona al turismo y la internacionalizó, aún perdura. Sin embargo, hay cierta nostalgia en el ambiente y varios retos para el futuro, con el objetivo de recuperar el espíritu que una vez hizo posible rentabilizar los Juegos. Palco23 recorre el legado e impacto, el cambio de Barcelona y sus principales magnitudes económicas con entrevistas con el creativo que ideó los Juegos, Luis Bassat, y el concejal de deportes de Barcelona, David Escudé.

 

Insight: Treinta años de Barcelona 92

 

 

El dream team del patrocinio. Coca-Cola, Seat, Telefónica, El Corte Inglés y Visa formaron el quinteto inicial del patrocinio de Barcelona 1992. Junto a estas compañías, otras empresas de diferentes sectores llegaron a suponer hasta el 39% de los ingresos en patrocinio del mayor evento deportivo en el mundo, 22.817 millones de pesetas.

 

Hasta 36 empresas nacionales e internacionales alcanzaron un acuerdo con el Coob’92 (comité organizador) para mostrarse en los televisores de todo el mundo durante las dos semanas que duró el evento.

 

Durante la celebración de los Juegos Olímpicos, el patrocinio se distribuyó en cuatro categorías: socios colaboradores, patrocinadores oficiales, proveedores oficiales y proveedores de material deportivo oficial.

 

Los socios colaboradores debían ser grandes empresas con una implantación local y que prestasen un servicio relativo al evento. La organización escogió a nueve empresas. Es el caso de la automovilística Seat, que prestó ayuda en relación con las necesidades de movilidad, mientras que Telefónica hizo lo propio en el aspecto de las telecomunicaciones y la provisión de equipamiento informático y audiovisual. También ocuparon su plaza empresas como la banca Banesto, los grandes almacenes El Corte Inglés o la telefónica Alcatel.

 

El patrocinios de Barcelona 1992 se dividió en cuatro modalidades distintas

 

Asimismo, había un grupo de patrocinadores mundiales formado por doce compañías multinacionales que podían utilizar la imagen de los Juegos Olímpicos a cambio del patrocinio. Es el caso de la multinacional estadounidense de refrescos CocaCola, que lanzó al mercado botellas y latas con publicidad del evento, así como otros objetos como pines y camisetas.

 

En este bloque también se encontraron compañías como las tecnológicas Kodak (fotografía), Panasonic (televisores) o Philips (asistencia sanitaria). También tuvieron hueco compañías como Visa, Brother, 3M, Mars o United States Postal Service.

 

Como proveedores mundiales (un total de quince empresas) se encontraron compañías del sector alimentario como la cervecera Damm, la agroalimentaria Danone o ColaCao, propiedad de Nutrexpa. También hubo cabida para empresas de transporte como Grupo Iberia, Renfe o Transport Metropolità de Barcelona (TMB). En ámbito deportivo, empresas como Asics o Mizuno tomaron un papel principal.

 

En total, la inversión en patrocinio de Barcelona 1992 se situó en 58.152 millones de pesetas, de las cuales un 33% (19.040 millones de pesetas) fueron aportaciones monetarias, mientras que el 67% restante (39.112 millones de pesetas) fue aportado en especie.