23 May 2022 | 04:58

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Copa del Rey 2022: una final con un impacto económico de 45 millones en Sevilla

El encuentro que se disputará mañana entre Real Betis y Valencia CF supondrá el retorno de los aficionados a las gradas después de dos años de ausencia. El consistorio ha desplegado un importante dispositivo de seguridad.

Copa del Rey 2022: una final con un impacto económico de 45 millones en Sevilla
El precio de una entrada para las dos aficiones oscilaba entre los treinta euros la más barata hasta 109 euros la más cara

A. Ferrer

22 abr 2022 - 05:00

La Copa del Rey retoma la normalidad dos años después. El torneo de fútbol organizado por la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) celebrará mañana su gran final en el estadio de La Cartuja de Sevilla, donde Valencia CF y Real Betis pugnarán por alzarse con el título. Con la vuelta del público en las gradas y un aforo del 100% de los espectadores, la capital andaluza se prepara para registrar un impacto económico de 45 millones de euros, según ha avanzado ABC.

 

La edición de los dos últimos años, celebrada también en La Cartuja, tuvo que celebrarse sin público en las gradas y contó con una importante serie de medidas para no propagar el Covid-19. En un primer instante se incluyó la posibilidad de abrir el estadio al 25% de su capacidad (15.000 aficionados), pero Sanidad y el Gobierno vasco se opusieron tras la situación en que se encontraba el país por el avance de la pandemia.

 

El consistorio andaluz también ha desplegado un importante dispositivo de seguridad para que no ocurran altercados entre las dos aficiones ni el tráfico de la ciudad se vea interrumpido por la travesía de los fans por las calles de Sevilla, tal y como ocurrió en Barcelona hace unos días por los aficionados alemanes del Eintracht de Frankfurt.

 

 

 

 

Los aficionados del Real Betis tendrán una fan zone exclusiva para ellos en los aledaños del Benito Villamarín, que además contará con una pantalla gigante dentro de su feudo para aquellos aficionados que no cuenten con entrada. Por su parte, el conjunto valencianista tendrá su fan zone en el Parque del Amarillo, donde se espera que acudan más de 20.000 aficionados.

 

El precio de una entrada para las dos aficiones oscilaba entre los treinta euros la más barata hasta 109 euros la más cara. Según el reparto por parte de la Rfef, a cada equipo le correspondían algo más de 20.000 tickets, quedándose el resto el organismo para repartirlas entre sus respectivos compromisos y patrocinadores.

 

El encuentro se podrá seguir a través de Mediaset y sus respectivas plataformas, ya que cuenta con los derechos de la competición hasta el término de la actual campaña. La plataforma over-the-top (OTT) británica Dazn también tendrá la potestad de emitir el partido, pues en 2019 llegó a un acuerdo con Mediaset para sublicenciar los encuentros.

 

 

 

 

Sumando el encuentro final de la Copa del Rey, Mediaset habrá emitido entre Telecinco y Cuatro hasta quince encuentros de la competición: dos de cada una de las cinco primeras eliminatorias, que se jugaron a partido único, y las dos semifinales, que se disputaron con encuentros de ida y vuelta.

 

A nivel de audiencias, la Copa del Rey es uno de los productos más relevantes de la corporación, ya que los dos encuentros de semifinales entre Valencia CF y Athletic de Bilbao registraron casi tres millones de espectadores y un 18,7% de share, convirtiéndose en una de las programaciones más vistas de Mediaset de marzo.

 

El encuentro tendrá lugar unos días más tarde del conflicto ocurrido por la publicación de unos  audios privados por El Confidencial en los que se demuestra que el central del FC Barcelona, a través su empresa Kosmos, pactó la reforma de la Supercopa con una comisión de cuatro millones por temporada.