Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 26 Septiembre 201804:57:50

Buscador

; Menu
h Competiciones

¿Cómo consiguió el fútbol femenino rebasar a la ACB en audiencias?

Televisión en abierto, promoción y patrocinios han sido claves para que el duelo entre Atleti y Barça batiera el récord de este deporte con 260.000 telespectadores, por encima de El Clásico del baloncesto español.
06 Nov 2017 — 04:59
M.Menchén
Temas relacionados
Me interesa

¿Cómo consiguió el fútbol femenino rebasar a la ACB en audiencias?

 

 

Nuevas audiencias, nuevos patrocinadores y mayor penetración social, igual a más ingresos. Es la ecuación que se dibuja en la pizarra del fútbol femenino en España, que empieza a recoger los frutos de un trabajo que empezó hace tres años y alcanzó su punto más álgido el pasado 14 de octubre, cuando 260.000 personas siguieron en directo el Atlético de Madrid-FC Barcelona. Pero, ¿cómo ha sido el camino que ha llevado a esta disciplina a competir algunos días con la Liga 1|2|3 y superar incluso a la ACB?

 

La historia se remonta a octubre de 2013, cuando Mediapro firmó un primer acuerdo con la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) para emitir partidos de la Primera División femenina en GOL Televisión, que por aquel entonces únicamente emitía en la TDT de pago. En ese momento, sólo se ofrecía un partido por jornada en la franja matinal para complementar la oferta del canal, pero con la menor visibilidad que implicaba ser un canal de pago.

 

El primer giro relevante se produjo en enero de 2016. Tras iniciar la campaña 2015-2016 con la emisión de la Uefa Women’s Champions League en beIN Sports, Mediapro firmó un acuerdo a mitad de curso con LaLiga para empezar a emitir un choque por jornada del campeonato español en beIN Sports, además de facilitar la producción del resto de duelos para que se ofrecieran en streaming en la web de la patronal.

 

 

 

 

Esa alianza llegó apenas tres meses después de que el organismo presidido por Javier Tebas irrumpiera en este ámbito con el fichaje de Pedro Malabia como responsable de fútbol femenino, con el objetivo inicial de crear una asociación de clubes específica como paso previo a la profesionalización de la categoría. Y, además de dar apoyo económico, empezar a replicar parte del reglamento audiovisual en los campos de la categoría.

 

Era casi una exigencia del grupo audiovisual, pero también de una especie de autoimposición de una liga que durante años había pasado desapercibida y ahora quiere aprovecharse de la concienciación de todos los estamentos del fútbol, que ven en las mujeres la próxima palanca de crecimiento del deporte rey. Se trata de acelerar el crecimiento del número de practicantes, que en España ha pasado de 21.396 federadas en 2005 a 44.123 en 2016, según el Consejo Superior de Deportes (CSD).

 

Un alza relevante, pero que apenas representa el 5% del total de licencias masculinas. Otro dato: Suecia, con una quinta parte de la población de España, dispone de 180.000 jugadoras federadas. Y el reto para aumentar esta penetración está en que gane visibilidad, las más pequeñas vean una alternativa real al deporte que quieren practicar, y sea capaz de seducir también a las chicas como consumidoras. Hoy, según ejecutivos de Mediapro y LaLiga, el consumidor del fútbol femenino no es tan distinto del masculino, donde el porcentaje de hombres supera ampliamente el 70% del total.

 

Ahí está teniendo un papel clave la televisión en abierto, que es el primer elemento que está provocando que la Iberdrola Primera División Femenina esté logrando audiencias más altas que la ACB. Al contrario que el baloncesto, que sacrificó la visibilidad por los altos ingresos de Movistar+, Mediapro optó por combinar los dos canales de distribución: dos encuentros gratuitos en GOL y uno en beIN LaLiga.

 

 

 

 

Otro elemento de contraposición con la Liga Endesa ha sido la programación. Con tal de no competir con la Liga Santander y que Mediapro pudiera rellenar más horas en GOL, los partidos que se emiten acostumbran a ser en la matinal del sábado y el domingo, y a primera hora de la tarde, tratando de coincidir con las menores alternativas posibles de retransmisiones deportivas. Incluso aprovechando los parones por partidos de selecciones para programar cinco partidos en directo por primera vez en la historia.

 

Fuentes de Mediapro explican que esta estrategia ha propiciado que, incluso, “las audiencias de fútbol femenino se pueden equiparar en muchos encuentros a los de la Liga 1|2|3”. Sin ir más lejos, los 260.000 espectadores del último Atleti-Barça sitúan el choque por encima del Barça-Madrid de la ACB, que en 2016-2017 se quedó en torno a los 200.000 espectadores por cita en Movistar+. Pero incluso el resto de emisiones ya están normalmente por encima de las 75.000 personas ante el televisor, muy por encima del conjunto de la Liga Endesa.

 

Jaume Roures, cofundador del grupo audiovisual, admitía la necesaria entrada del Real Madrid para que la competición pueda acelerar su estrategia. Sin embargo, mientras el club blanco dice que empezará por la base antes de entrar en la élite, son blaugranas y colchoneras las que protagonizan El Clásico de la categoría, con cinco de sus duelos copando los picos de audiencia.

 

 

 

 

El récord de 260.000 telespectadores y un 2% de share tiene mérito, en tanto que se consiguió un domingo por la tarde y coincidiendo con jornada de Liga Santander y Liga 1|2|3. Además, suponía un importante salto respecto al anterior techo de 147.400 espectadores que cosechó este mismo partido en 2016-2017, con un 2,66% de share. El podio lo cierra el derbi catalán, Barça-Espanyol, con 146.100 personas.

 

Estos partidos son los que también están permitiendo los mayores niveles de asistencia, con acciones puntuales como abrir los grandes estadios al femenino. El Vicente Calderón reunió a 13.935 espectadores en marzo para un Atleti-Barça, pero el récord lo logro el derbi entre Valencia CF y UD Levante, con cerca de 17.000 personas en Mestalla. Athletic y Barça también han conseguido rondar las 10.000 personas en citas de Champions League.

 

Sin embargo, no dejan de ser días esporádicos, sin una solidez de esa base de aficionados. De ahí que ahora los esfuerzos de LaLiga se hayan dirigido a normalizar esta competición y evitar que los fans la consideren algo distinto. De ahí la campaña #HablamosDeLoMismo, en la que jugadores y jugadoras de los nueve equipos que tienen presencia en las dos ligas dialogan sobre su carrera. Y que ellas, las que aspiran a jugar profesionalmente a fútbol, ya puedan aspirar a ser como ellas, y no solo como ellos. ¿Por qué no dejar de soñar con ser Messi y preferir a Lieke Martens, coronada como la mejor del mundo y desde este año en el Barça?

Publicidad
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...