Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Domingo, 01 Noviembre 202001:37:52

Buscador

;Menu
h Competiciones

Champions femenina: sin público y con exenciones fiscales para impulsar la cita tras el Covid-19

La celebración en el País Vasco de la final a ocho de la Champions League femenina dará lugar a los primeros partidos de equipos femeninos en la élite tras cinco meses de parón. En juego, aproximadamente 250.000 euros para el equipo vencedor.

21 Ago 2020 — 04:59
Patricia López
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Champions femenina: sin público y con exenciones fiscales para impulsar la cita tras el Covid-19

 

 

El próximo domingo el Estádio da Luz será escenario de la final masculina de la edición más atípica de la Liga de Campeones, un choque que atrae el foco mediático en una semana que también estará marcada por el fútbol femenino. Hoy arranca la final a ocho de la Champions League femenina, una fase final que se celebrará en San Sebastián y Bilbao, con un Reale Arena y San Mamés tan sedientos de fútbol como huérfanos de público tras la crisis del Covid-19.

 

Sobre el césped estarán los ocho mejores equipos de Europa, entre los que están el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, que protagonizarán uno de los duelos de cuartos de final y aspiran a ganar un trofeo que viene acompañado de aproximadamente 250.000 euros en premios económicos. Es una cifra que está a años luz de los 111 millones de euros que facturó el Liverpool FC por ganar la pasada edición de la Champions en su modalidad masculina.

 

La final a ocho estará marcada por el coronavirus, aunque la Uefa no ha realizado ninguna estimación sobre el golpe que supondrá la pandemia en el reparto económico que recibirán los equipos. De lo que sí hay certeza es de que los partidos se disputarán en el País Vasco pese a que la región entró el pasado lunes en situación de emergencia sanitaria. El organismo presidido por Aleksander Čeferin ha estado en permanente contacto con las autoridades sanitarias del País Vasco y, pese a la situación, no ha contemplado un cambio de sede.

 

 

 

 

Eso sí, durante la final a ocho, que se celebrará del 21 al 30 de agosto, los equipos estarán aislados y sometidos a estrictos protocolos de seguridad sanitaria con el fin de resolver la campaña de una manera segura y rápida, evitando aplazamientos de partidos. La Real Federación Española de Fútbol (Rfef) ha sido el organismo encargado de ayudar a la Uefa en la organización de la Champions más atípica de la historia.

 

La situación de los participantes es dispar. En la plantilla del Atlético de Madrid se detectaron cinco positivos, lo que obligó a paralizar los entrenamientos y a confinar al resto de jugadoras, mientras que su rival en cuartos de final, el Barça, no ha notificado ningún caso. En el Olympique de Lyon, favorito y campeón de las últimas cuatro ediciones de la Champions, también se han detectado positivos.

 

El protocolo de la Uefa determina que un equipo podrá jugar siempre y cuando cuente con al menos trece futbolistas que hayan dado negativo por Covid-19. Si entre estas jugadoras no hay una portera, el ente regulador permite aplazar el partido, pero, de no poderse reprogramar, el club que no pueda jugar perdería la eliminatoria por 3 goles a 0.

 

 

 

 

Las autoridades no han anunciado el impacto económico previsto en el País Vasco por la celebración de la cita, que en su modalidad masculina prevé dejar 50 millones de euros en Lisboa gracias a los viajes, las actividades turísticas, la inversión publicitaria y otras operaciones comerciales, según el Instituto Portugués de Administración y Márketing (Ipam).

 

Además, la Hacienda foral guipuzcoana ha aprobado con carácter urgente un decreto de norma foral por la que la Uefa, como organizadora de la Champions League, y los equipos participantes, quedan exentos de pagar el Impuesto de Sociedades por las rentas obtenidas durante la celebración de la cita. Esta iniciativa impulsada por la Federación Española de Municipios y Provincias también ofrecerá exenciones fiscales a las empresas que colaboren con la organización de la Champions, de modo que se busca premiar a las empresas que colaboren o presten servicios a la cita.

 

La celebración de la Champions femenina supone la vuelta del fútbol femenino de élite a España tras cinco meses sin disputarse ningún partido, después de que se dictara la finalización de la Primera Iberdrola por la pandemia. Todos los encuentros se emitirán por GOL en abierto. mientas que los choques que dispute el FC Barcelona se retransmitirán por BarçaTV y la plataforma de pago BarçaTV+.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...