02 Jul 2022 | 17:21

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Beach Soccer se alía con LaLiga para lanzar la primera Champions del fútbol playa

La competición se ha comprometido con la patronal que preside Javier Tebas a crear un torneo más regular y que cuente con la participación de grandes en las principales ciudades europeas a partir de 2021.

M.Menchén

26 feb 2019 - 05:00

Beach Soccer se alía con LaLiga para lanzar la primera Champions del fútbol playa

 

 

Muchos aún recuerdan a Ramiro Amarelle, una de las grandes estrellas del fútbol playa español. Ahora bien, el ecosistema de esta disciplina es mucho más amplio y con los años ha ido ganando tamaño de la mano de la empresa española Beach Soccer Worldwide, que ya está preparando su próximo salto adelante. La gestora mundial de los torneos de esta disciplina planea el lanzamiento de una gran liga internacional de clubes con el apoyo de LaLiga, según explica a Palco23 su vicepresidente ejecutivo, Joan Cuscó.

 

El proyecto forma parte del acuerdo firmado hace unos días, por el que la OTT LaLigaSportsTV se hacía con la retransmisiones de todos sus torneos hasta 2020-2021. “La voluntad es estructurar un campeonato internacional de clubes, y que LaLiga tenga presencia; el gran salto que nos queda es que se juegue de forma más regular y no tanto con competiciones tan aisladas”, explica el ejecutivo, sobre una sección a la que únicamente dedican recursos Levante UD, que cuenta con el proyecto más profesional, y el FC Barcelona.

 

Por el momento, se desconoce qué otros equipos se sumarán, aunque la situación de España contrasta con la de otros países. “En Brasil y Portugal, menos el FC Oporto, casi todos los clubes importantes tienen sección, y en Rusia también. En cuanto a ligas, las dos más importantes son la rusa y la iraní, con la italiana muy cerca”, añade Cuscó. Esta situación dificulta ofrecer una plataforma regular a marcas y televisiones, circunstancia que ahora se proponen resolver con una iniciativa que potencie los más de treinta eventos que anualmente ya promueve.

 

 

 

 

“Esta nueva competición pretende ser plataforma sólida de trabajo con clubes más importantes y multinacionales en grandes ciudades”, apunta. Dicho de otra manera: captar a los principales equipos europeos permitiría trasladar las citas de las playas a los núcleos urbanos, y un primer intento será el Megasport Sport Palace, pabellón del CSKA de Moscú en Euroliga. Ahí se celebrará esta semana el Mundialito de Clubes, después de cinco años consecutivos en Sao Paulo.

 

Esta especie de Champions League proyecto se hará por fases, con la introducción de dos grandes ciudades en 2020 con ocho equipos compitiendo, que se ampliarían a cuatro sedes en 2021 con un total de 16 participantes. “Queremos crecer de forma regular a dos sedes por año, hasta alcanzar diez sedes”, añade. De esta manera, y junto al apoyo mediático que ahora tendrían de LaLiga, Cuscó considera que “tendremos mayor capacidad de aproximación a las marcas, porque hoy el discurso es a nivel local”.

 

Además de la gestora del fútbol profesional español como socio global, la compañía cuenta con el apoyo de la marca de productos nutricionales Prozis y la plataforma de vídeo Mycujoo; en el apartado de proveedores técnicos figuran la empresa de eventos Arena Group y el fabricante de soportes Akertime. Además, han tenido socios regionales como Nike en Latinoamérica, Adidas en Europa o Huawei en Dubái y otros territorios.

 

La venta de patrocinios es una de sus vías de ingresos propios junto a los derechos de televisión, dos ámbitos en los que la compañía espera continuar creciendo. La vía del ticketing no se explora porque prefieren el acceso abierto para evitar barreras económicas de entrada, mientras que el pilar sobre el que hoy se sustenta el proyecto es el pago que cada ciudad realiza a través de los patronatos de turismo para ser sede de los torneos. ¿Punto a favor? “Tiene la percepción de joven, dinámico, moderno y la capacidad de alcanzar nuevos públicos”, defiende Cuscó.

 

 

 

 

La competición de clubes no tiene un gran recorrido histórico, pues no fue hasta hace cuatro años que empezó a trabajarse este segmento como complemento a los torneos de selecciones que venían promoviendo. Ahí está el origen de todo, pues es Beach Soccer Worldwide la que en 1994 se inventó el formato de competición y la que en 2004 convenció a Fifa para crear la Copa del Mundo.

 

De hecho, el regulador mundial de este deporte destina unos ocho millones de dólares a cada una de estas ediciones y hasta 2017 mantuvo una participación del 70% en la compañía, ahora 100% propiedad de Octagon, que tenía el 30% restante. “Hasta hoy hemos organizado conjuntamente todas las competiciones de Copa del Mundo y, en paralelo, organizamos desde ligas regionales a clasificatorios. También tenemos una liga europea bastante sólida”, resume.

 

Cuscó recuerda que “este deporte ha existido siempre, y si le preguntas a Pelé te dirá que de pequeño ya jugaba en la playa, y muchos te dirán que su técnica especial procede de la playa”. Ahora bien, fue la compañía española la que decidió crear un reglamento que define que juegan cinco futbolistas por equipo, que los partidos se dividen en tres partes de doce minutos y que las sustituciones son libres y sin parar el juego. “Las porterías de color amarillo flúor han acabado siendo parte de nuestra identidad”, comenta como anécdota.

 

El directivo, uno de los más veteranos de la industria deportiva en España, confía en que los clubes cada vez se impliquen más en la promoción de una disciplina que en Estados Unidos ha demostrado tener atractivo cuando el soccer aún no asomaba la cabeza. “Tenemos un evento totalmente amateur en EEUU, que tiene treinta años y en un solo fin de semana juegan 10.000 personas. Son 65 campos de fútbol que ocupan en línea tres kilómetros de playa”, apunta. Y es que eso equivaldría a ocupar toda la playa de Barcelona.