Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 07 Julio 202020:19:18

Buscador

;Menu
h Competiciones

Barcelona ‘reserva’ fechas: Fórmula 1 en agosto y MotoGP en septiembre

La Generalitat ultima sendos acuerdos con Liberty Media y Dorna Sports, que le permitan celebrar las dos carreras a puerta cerrada. La visibilidad de la ciudad en el mundo, punto fuerte para el posicionamiento turístico.
13 May 2020 — 05:00
Marc Menchén
Compartir
Me interesa

Barcelona ‘reserva’ fechas: Fórmula 1 en agosto y MotoGP en septiembre

 

 

 

Europa hace tiempo que está en medio de la carrera de dos colosos como Estados Unidos y China, pero este verano podría copar buena parte del protagonismo deportivo. Especialmente en Fórmula 1 y MotoGP, dos competiciones que recorren anualmente el mundo y que para salvar 2020 se apoyarán de forma importante en el Viejo Continente. El Circuito de Barcelona-Catalunya quiere ser protagonista, y tres fuentes de la industria señalan a Palco23 que las negociaciones van bien orientadas para que los dos Mundiales hagan parada este verano en el trazado.

 

Fuentes próximas al trazado aseguran que no hay fechas cerradas y que sería prematuro dar días, puesto que el encaje de bolillos que deben hacer los gestores de ambos campeonatos es considerable. No sólo tienen que alcanzar acuerdos con los promotores de los grandes premios, sino que tienen que contar con el visto bueno de los equipos y con el de los gobiernos, con la asimetría que eso implica en cuanto a condiciones de seguridad y sanitarias. Por si a caso, escuderías, equipos y algunos proveedores esenciales ya han bloqueado hoteles y vuelos para esas fechas, según confirman en el sector.

 

Por ejemplo, en España no se permitirá el inicio de competiciones profesionales hasta la denominada fase 2, que en el mejor de los escenarios coincidiría con mediados de junio. A este factor se le suma uno adicional: ayer Sanidad publicó una orden ministerial por la que cualquier viajero que llegue a España a partir del 15 de mayo deberá guardar cuarentena durante catorce días, un hándicap importante si se mantiene esta política durante el verano, pues sería imposible cuadrar los calendarios de estas competiciones.

 

 

 

 

Lo que sí tienen claro en la Generalitat es que la Fórmula 1 haría parada en agosto y MotoGP llegaría en septiembre junto a Superbikes, que ya tenía reservado el fin de semana del 26 y 27 de septiembre. Son fechas en las que se espera que el plan de desconfinamiento del Gobierno se encuentre avanzado y no haya inconvenientes en disputar ambas pruebas a puerta cerrada. Es más, en función de la fase incluso podría permitirse que hubiera algo de público en las gradas.

 

La resolución del calendario podría avanzar en las próximas semanas, después de que Dorna Sports y la Junta de Andalucía hayan solicitado el visto bueno del Ejecutivo de Pedro Sánchez para que el Circuito de Jerez acoja el arranque de MotoGP el 19 de julio. El esquema que propongan el Ministerio de Sanidad y el Consejo Superior de Deportes (CSD) es el que facilitaría formalizar todos estos acuerdos.

 

El plan aprobado a finales de abril, y que se va revisando semana a semana, debería permitir que LaLiga y la ACB puedan disputarse ya aproximadamente a mediados de junio. Es decir, que el motor se daría un mes adicional antes de competir oficialmente en España, disponiendo de cierto margen para evaluar qué impacto tiene el regreso del deporte profesional en el control de la pandemia del Covid-19. De hecho, Sánchez fijó a finales de junio el regreso a la “nueva normalidad”, en la que los recintos al aire libre como es un circuito podrán ocupar al menos un tercio del aforo.

 

Se desconocen los términos económicos bajo los que se están modificando los acuerdos para este 2020, pues la principal fuente de ingresos de los promotores es el ticketing y este año tenderá a ser cero. La Fórmula 1 ha admitido que las primeras pruebas serán sin público, con una hoja de ruta que un plan que contempla empezar a competir en Europa entre julio y principios de septiembre, momento en el que la competición se trasladaría a Azerbaiyán, Asia y América. El curso terminaría en diciembre con las pruebas de Bahréin y Abu Dhabi.

 

 

 

 

En el caso de MotoGP, su consejero delegado, Carmelo Ezpeleta, ha avanzado que muy probablemente el Mundial de 2020 se concentre en Europa, con España teniendo un papel protagonista con dobles carreras en más de un trazado. Sin embargo, por el momento no hay confirmación oficial.

 

Pese a no poder recuperar la inversión con público, la Junta de Andalucía dejó entrever una de las poderosas razones para continuar apostado al motor: “Va a ser un respaldo enorme para consolidar la imagen de nuestra comunidad como un destino seguro. A pesar de la ausencia de aficionados, Andalucía va a estar en las pantallas de millones de personas de todo el mundo, así que el impacto va a ser muy importante”, sostuvo el vicepresidente de la Junta, Juan Marín.

 

Es un elemento que también es crucial para la Generalitat, que históricamente ha defendido la inversión en el Circuito de Barcelona-Catalunya como una pieza clave para la captación de turismo directo para ver las carreras y el indirecto a través del posicionamiento mediático que le garantiza ser parada obligatoria en las dos principales competiciones de motor que existen. De hecho, es el argumento principal de los defensores de buscar la renovación de los contratos con Liberty Media y Dorna Sports.

 

El contrato con la Fórmula 1 acaba en 2020 tras una prórroga firmada in extremis el año pasado, y desde hace meses se negocia una renovación a largo plazo. El principal escollo es que Andalucía y Jerez están dispuestas a subir la apuesta para captar el Gran Premio de España, mientras el Ejecutivo catalán hecha cálculos para hacer lo más sostenible posible esta inversión. Sólo avalar la prueba de monoplazas exige unos 22,5 millones de euros anuales.

 

La dirección encabezada por Joan Fontseré logró recortar de forma importante los números rojos entre 2018 y 2019, bajando de 10,21 millones de euros a una estimación de 3,99 millones para el último ejercicio. De cara a 2020, el presupuesto aprobado contempla que el déficit baje a 397.766 euros, siempre y cuando se puedan activar ingresos adicionales por 4,5 millones de euros, un objetivo que en 2019 no se cumplió y que debía ser lo que permitiera dejar atrás las pérdidas, como ya adelantó Palco23.

 

En cuanto a MotoGP, Dorna Sports ya ha dejado claro que el ciclo que arrancará en 2022 exigirá reducir el peso de España en el calendario, de modo que Barcelona, Valencia, Jerez y Aragón roten cada temporada de algún modo. Por el momento, sólo el Circuito Ricardo Tormo ha firmado para tener tres grandes premios de forma rotatoria con otros trazados entre 2022 y 2026.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...