26 Jun 2022 | 01:56

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Andorra se queda sin organizar el Mundial de esquí en 2027 y se organizará en Crans Montana

La Federación Internacional de Esquí ha elegido hoy a Crans Montana (Suiza) como sede del Mundial de esquí alpino de 2027, por lo que el país pirenaico presentará candidatura para ser sede del evento en 2029.            

Andorra se queda sin organizar el Mundial de esquí en 2027 y se organizará en Crans Montana
Alrededor del 90% de los ingresos de la competición provienen de los derechos televisivos, de manera que entre un millón y 1,3 millones de euros se obtienen del ticketing y entre medio millón y 750.000 euros en merchandising.  

Palco23

25 may 2022 - 19:49

Andorra tendrá que esperar para acoger un Mundial de esquí. La Federación Internacional de Esquí (FIS) ha elegido hoy a Crans Montana (Suiza) como sede del Mundial de esquí alpino de 2027, por lo que Andorra presentará candidatura para ser sede del evento en 2029.

 

Garmisch-Partenkirchen (Alemania) y Narvik (Noruega) eran las otras candidatas. Hay similitudes entre este proceso de selección, dirigido por la FIS, y el sistema olímpico. En la elección de la sede del Mundial, han intervenido 16 miembros del Consejo de la FIS, todos ellos procedentes de distintos países.  Hasta ahora, ninguna estación de la cordillera pirenaica había concurrido a las elecciones para unos Mundiales.  

 

La candidatura de 2027 tenía un presupuesto de ingresos de 42 millones de euros, mientras que el presupuesto de gasto se situaba en 39,2 millones, con un beneficio de más de dos millones de euros. En este contexto, los ingresos de un evento de este tipo provienen de las transferencias de la FIS por derechos de márketing y de televisión, además de ticketing, hospitality y merchandising.

 

 

 

 

Alrededor del 90% de los ingresos de la competición provienen de los derechos televisivos, de manera que entre un millón y 1,3 millones de euros se obtienen del ticketing y entre medio millón y 750.000 euros en merchandising.  

 

El propietario de todos los campeonatos que se celebran en el país, como las pruebas de la Copa del Mundo, son propiedad de la Federación Andorra de Esquí, pero la organización del evento está bajo la responsabilidad de Ensisa, una de las empresas propietarias de la estación de esquí Grandvalira.

 

Para poder celebrarse una competición de este tipo, se tiene que constituir una fundación público-privada, que es quien gestionará los recursos de la candidatura. Dichos trámites se realizan una vez se adjudica la prueba, cuando se firma un contrato entre la Federación Internacional de Esquí (FIS) y el representante en el que se garantiza la transferencia de fondos y que sirve para gestionar la póliza de crédito hasta el evento.