28 May 2022 | 16:47

Líder en información económica del deporte

Competiciones

2019: la Fórmula 1 aplica el ‘175’ para relanzar su negocio

El Mundial automovilístico presentó una batería de cambios estructurales para dar un vuelco a las carreras. El más destacado, implantar un techo de gasto de 175 millones de dólares, que recorta a la mitad los presupuestos de Ferrari y Mercedes. Sobre la mesa, el futuro del Circuito de Catalunya y la irrupción de Jerez.

Álvaro Carretero

30 dic 2019 - 04:59

El Mundial automovilístico presentó a finales de año una batería de cambios es-tructurales para dar un vuelco a las carreras. El más destacado, implantar un techo de gasto de 175 millones de dólares, que recorta a la mitad los presupuestos de Fe-rrari, Mercedes y Red Bull. Sobre la mesa sigue el futuro del Circuito de Catalunya y la irrupción de Jerez.

 

 

La Fórmula 1 cambia las reglas. El Mundial automovilístico, que esta temporada celebró su setenta aniversario, presentó en noviembre el paquete de reformas más ambicioso hasta la fecha. La gestora del Mundial y la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) aprobaron, por primera vez, un límite presupuestario, que se situará en 175 millones de dólares (157 millones de dólares) a partir de 2021.

 

Es un techo de gasto que recorta en un 50% lo que venían gastando Ferrari, Mercedes y Red Bull, aunque tendrá un asterisco: no se incluye ni el sueldo de los pilotos, el de los tres ejecutivos mejor pagados, ni tampoco los costes de licencia por participar o los gastos del área comercial. Era la nota al pie necesaria para lograr el apoyo de las principales escuderías y sacar adelante un proyecto que aspira a dinamizar la competición y recuperar la competitividad tras seis años de indiscutible hegemonía de Mercedes.

 

El impacto fue de tal magnitud, que la marcha de Fernando Alonso parece ya de otra era, pese a que la temporada de 2019 fue la primera en los últimos 18 años donde no estuvo el piloto asturiano. El reto, de hecho, no es sólo económico o deportivo, sino que también pasa por encontrar el relevo de los últimos iconos de este deporte en jóvenes como Leclerc, Verstappen, Gasly y Albon, quienes tendrán que liderar la siguiente hornada de referentes. A falta de conocer los datos de audiencia del año pasado, en 2018 la competición alcanzó 1.758 de espectadores a nivel global, donde destacó el crecimiento en China, EEUU, India y Brasil. 

 

No es el único paquete de medidas que ha presentado el Mundial para relanzar su negocio. La F-1 también aprobó un plan de transformación integral para reducir su huella de carbono de cara a 2030, que abarca desde el tipo de carburante que utilizan los monoplazas y la sostenibilidad energética de todas sus instalaciones, hasta los residuos generados en los circuitos.

 

Para ello se trabajará con unos nuevos motores de combustión híbrida que, aunque son capaces de aportar más potencia usando menos combustible, no eliminarán la gasolina. La competición tampoco ha especificado el plan para compensar dichas emisiones, ni tampoco las que se derivan del enorme despliegue logístico que requiere llevar las carreras a un país diferente cada semana.

 

 

 

 

La F-1 renueva sus cirtuitos: Jerez puja por arrebatárselo a Barcelona

 

Lo que también está en el aire es el futuro del Cirtuit de Barcelona-Catalunya, que tras meses de negociaciones sólo logró asegurar su continuidad sólo hasta 2020. El canon ronda los 20 millones de euros, avalados por la Generalitat, que también debe compensar el agujero de siete millones que deja el trazado anualmente en las cuentas públicas. Aunque este año el Ejecutivo catalán trazó un plan junto a Kpmg para que Montmeló volviera a dar beneficios diez años después apoyándose en el sector privado, la incertidumbre ha abierto las puertas a que un nuevo competidor aparezca en escena: Jerez.

 

La Junta de Andalucía, en alianza con el Ayuntamiento, mantuvo las primeras negociaciones con Liberty Media para que la F-1 regrese al trazado jerezano en 2021, tras más de veinte años de ausencia. Adecuar las instalaciones a los requisitos del Mundial automovilístico requeriría una inversión de 3,5 millones de euros, que sería asumida íntegramente por el consistorio, mientras que el Gobierno autonómico afrontaría el pago anual del fee. Junto al municipio andaluz también pujan otros países.

 

El Circuito de Barcelona no ha sido el único que ha renovado su acuerdo con la gestora de la F-1 este año. Los monoplazas seguirán haciendo escala en cinco trazados más: México, hasta 2022, Azerbayán (2023), Monza y Silverstone (2024), y Australia (2025). A estos se sumarán Holanda y Vietnam en 2020, beneficiados tras ampliar el calendario a 22 carreras, y Miami, que debutará en 2021 tras unas duras negociaciones. Con la continuidad de sus pruebas aseguradas y el modelo de negocio definido, el siguiente reto será concentrarse en lograr una nueva identidad para acercarse a las nuevas generaciones.