17 May 2022 | 22:41

Líder en información económica del deporte

Competiciones

2018: la Fórmula 1 acelera con más circuitos y una ofensiva digital

La gestora del campeonato, que logró aumentar un 7,3% la asistencia a los circuitos, ha dado un impulso a su torneo de eSports de la mano de las escuderías y ha seguido explorando nuevos mercados en los que crecer.

Joan Vives

28 dic 2018 - 05:00

2018: la Fórmula 1 acelera con más circuitos y una ofensiva digital

 

 

El Mundial de Fórmula 1 ha logrado trazar una nueva hoja de ruta de crecimiento, tras un 2017 estancado. Liberty Media puso en marcha un plan de choque que fiaba el futuro de la competición a una mayor presencia digital y la mejora del espectáculo en directo, con una serie de mejoras que en 2018 ya se han hecho notar. La asistencia a los circuitos ha crecido un 7,3% en la última edición, superando nuevamente los cuatro millones de espectadores y situando la entrada media en cerca de 240.000 personas durante los fines de semana de gran premio.

 

Los promotores de las carreras valoran que la nueva propiedad se ha mostrado más flexible a la hora de permitir la generación de negocios durante los días de competición, razón por la que muchos trazados han apostado por la renovación. La competición ha cerrado un acuerdo con los gestores y los grandes premios de Japón y Bélgica hasta 2021, mientras que el de Alemania ha decidido firmar sólo por una edición más, la de 2019.

 

El calendario del próximo año se mantendrá en 21 carreras, once de las cuales en Europa incluyendo la que se disputa en España. Sin embargo, la F-1 ha decidido reducir su dependencia del Viejo Continente y acercarse a nuevos mercados, con un claro enfoque de promoción turística de los nuevos destinos de los monoplazas. Vietnam ha decidido financiar la puesta en marcha de un evento que se desarrollará en las calles de Hanói a partir de 2020, mismo año para el que se espera el debut en las grandes avenidas de Miami (EEUU) tras el retraso sufrido por cuestiones administrativas.

 

El objetivo es aumentar una audiencia ya de por sí global para relanzar unos ingresos que en los primeros nueve meses de 2018 crecieron un 11%, hasta 1.346 millones de dólares (1.174 millones de euros). En la tarea de afianzar los principales contratos de patrocinio, ha destacado el aumento de visibilidad de Emirates, que dio nombre al Gran Premio de España,  o la continuidad de proveedores importantes como Pirelli. Además, y fruto del relanzamiento de su torneo de eSports, ha conseguido que la marca de artículos deportivos New Balance dé nombre a sus series virtuales. También ha decidido abrir mercado en el segmento de las apuestas deportivas de la mano de ISG y Sportradar.

 

De Netflix a Movistar+, pasando por su OTT

 

En esta labor por buscar nuevas audiencias, la competición también ha decidido estrechar lazos con Netflix, que a comienzos de año empezó a preparar una serie de diez episodios con los que dar a conocer cómo funciona el que aún hoy es uno de los grandes eventos deportivos a nivel mundial. Fruto de esa globalidad, la F-1 ha lanzado este año su propia plataforma OTT para poder llegar a todos los mercados en los no tenga un socio audiovisual como en España. En este mercado, Movistar+ ha decidido renovar hasta 2020 a cambio de suprimir la obligación de emitir una carrera en abierto.