07 Oct 2022 | 10:32

Líder en información económica del deporte

Clubes

Wang Jianlin ya es el segundo máximo accionista del Atleti

M.M.A.

31 mar 2015 - 22:01

Wang Jianlin ya es el segundo máximo accionista del Atlético de Madrid. El consejo de administración del club colchonero ha ejecutado hoy la ampliación de capital, por la que el multimillonario chino se ha hecho con el 20% de las acciones tras aportar 44.983.163,30 euros. Tan sólo Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado, tiene una mayor posición de control, con una participación que ahora superará ligeramente el 50%.

 

El gran damnificado será Enrique Cerezo, presidente del club y cuya participación pasará de estar por encima del 20% a superar por muy poco el 10%. Eso sí, el gran beneficiado es el Atlético de Madrid, que con "la entrada del Grupo Wanda en el capital del club ha permitido reforzar los fondos propios de forma muy significativa". Para controlar su inversión en el club y que se sanea definitivamente la entidad, Jianlin colocará como consejero del Atleti a Zhang Lin, presidente la filial cultural del grupo Wanda.

 

La polémica gestión del Atlético en tiempos pasados ha llevado al club a acumular una deuda de 117,64 millones de euros con Hacienda y más de 200 millones con clubes, proveedores y otros. La suma de estos importes duplica los ingresos que la entidad obtuvo en la temporada 2013-2014, un año récord con 162,8 millones de euros tras ganar la Liga BBVA y alcanzar la final de la Champions League. Sin embargo, el beneficio neto se situó en 1,6 millones de euros, insuficiente para afrontar los vencimientos de deuda y poder competir al máximo nivel.

 

La entrada Jianlin, que ha articulado la operación a través de la instrumental Wanda Madrid Investment, también permitirá impulsar la presencia del conjunto rojiblanco en Asia. El empresario, con intereses en el sector inmobiliario, permitirá que en 200 de sus centros comerciales en China se instalen córners rojiblancos al estilo de El Corte Inglés, donde poder comprar productos oficiales. El objetivo pasa por volver a duplicar su facturación, hasta los 300 millones, en tres años.