04 Dic 2021 | 15:41

Líder en información económica del deporte

Clubes

Urrutia nombra la comisión gestora del Athletic a un mes de las elecciones en las que buscará la reelección

Palco 23

13 feb 2015 - 10:19

Josu Urrutia está dispuesto a seguir pilotando el Athletic de Bilbao desde la presidencia otros cuatro años, pero antes debe pasar por las urnas. De ahí que el máximo mandatario y su junta directiva presentaran su dimisión para dar paso a la comisión gestora que asumirá las riendas del club vasco hasta las elecciones, previstas para el 27 de marzo.

 

Se trata de una obligación administrativa, "en cumplimiento de cuanto establece el artículo 68 de los Estatutos sociales del Athletic Club", según ha anunciado la entidad. Este órgano estará formado por José Ángel Corres, anterior vicepresidente, Javier Aldazabal, Alberto Uribe-Echevarria, Izaskun Larrieta, Juan Arana, Ángel Gorostidi, Laura Martínez y Ramón Alkorta, todos ellos directivos de la junta saliente.

 

"La junta está cohesionada y hemos decidido dar un paso al frente; tenemos energía y fuerza para otros cuatro años", defendió hace unos días Urrutia para defender su decisión de optar a la reelección. Los retos del Athletic Club en el corto plazo no son menores, ya que van desde la rentabilización del nuevo San Mamés, como la defensa de los derechos de la entidad rojiblanca en la negociación de cómo será el reparto de los ingresos televisivos con el nuevo modelo de venta centralizada.

 

En el presupuesto para la temporada 2014-2015, la junta que preside Josu Urrutia auguraba un incremento de ingresos por competiciones en 22,8 millones, hasta situarse en 24,65 millones de euros. Para cumplir con este objetivo, faltará ver cuánto percibe por los derechos televisivos de la Europa League y de cuántas fases eliminatorios es capaz de superar.

 

La proyección de las cuentas, aprobada por amplia mayoría en la última asamblea general, preveían una estabilización de los ingresos por televisión (de 31,7 millones a 32 millones de euros), mientras que la publicidad bajaría de 4,92 millones a 3,25 millones. Las cuotas por socios, en cambio, experimentarían una amplia subida gracias también a la Champions League y el incremento de capacidad del nuevo San Mamés (23,49 millones, frente a los 19,78 millones de la temporada 2013-2014).