30 Jun 2022 | 15:55

Líder en información económica del deporte

Clubes

SD Huesca reforma su estructura directiva con la creación de una comisión ejecutiva

Una comisión ejecutiva formada por el propio Manuel Torres y tres consejeros más ejercerá las funciones que realizaba el consejero delegado. El objetivo es mejorar la solvencia del club a través de la “responsabilidad compartida”.

SD Huesca reforma su estructura directiva con la creación de una comisión ejecutiva
Este nuevo órgano de gobierno estará formado por el propio Manuel Torres y los consejeros Alberto Larraz, Sergio Gracia y Fernando Callizo.

Palco23

17 may 2022 - 12:45

SD Huesca reforma su estructura. El conjunto oscense, que actualmente milita en LaLiga Smartbank, ha formado una comisión ejecutiva que ejercerá las funciones que realizaba el anterior consejero delegado, Manuel Torres, que pasará a ejercer de presidente del club azulgrana.

 

Este nuevo órgano de gobierno estará formado por el propio Manuel Torres y los consejeros Alberto Larraz, Sergio Gracia y Fernando Callizo. Todos ellos estarán respaldados por el director general de la entidad, José Luis Ortas y el Consejo de Administración del club, con la intención de mejorar la solvencia del club a través de la “responsabilidad compartida”, según ha informado la entidad en un comunicado.

 

Tras la instauración del nuevo organigrama, los objetivos del club son la instauración del Plan LaLiga Impulso, la consolidación del fútbol profesional, la sostenibilidad del propio club y la puesta en marcha y desarrollo de un plan de cantera en torno a la creación de la Base Aragonesa de Fútbol.

 

 

 

 

A finales de noviembre, SD Huesca presentó un presupuesto de ingresos de 18 millones de euros de cara a la temporada actual, una cifra que es mayor debido a la incorporación de nuevos ingresos por publicidad y patrocinios. El conjunto aragonés cerró el ejercicio 2020-2021 (finalizado a 30 de junio), con unas pérdidas de 2,1 millones de euros.

 

La campaña anterior, en la que el club militaba en Primera División, la entidad azulgrana obtuvo una cifra de negocios de 57,1 millones de euros, por unos gastos que ascendieron a 59,7 millones de euros.

 

El conjunto oscense fue uno de los clubes de Primera División y Segunda División que la temporada pasada se adhirieron al proyecto Lyon, un préstamo puesto en marcha por LaLiga para que los equipos pudiesen financiarse, al no lograr acceder a la financiación de los bancos.