06 Jul 2022 | 15:03

Líder en información económica del deporte

Clubes

San Pablo Burgos pide 550.000 euros de créditos ICO para afrontar la ausencia de ‘ticketing’

El club de la Liga Endesa pidió préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) por valor de 550.000 euros en la temporada 2019-2020. La entidad afrontó la temporada 2020-2021 habiendo ganado 631.775 euros. 

San Pablo Burgos pide 550.000 euros de créditos ICO para afrontar la ausencia de ‘ticketing’
El club gastó dos millones de euros en sueldos y salarios, además de 130.661 euros en derechos de imagen y 60.000 euros en indemnizaciones.

Palco23

05 nov 2021 - 17:05

San Pablo Burgos recurre al ICO. El club de la Liga Endesa pidió préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) por valor de 550.000 euros en la temporada 2019-2020. Concretamente, pidió uno de los préstamos a CaixaBank por un importe de 350.000 euros y otro por importe de 200.000 euros al Banco de Sabadell. Los dos créditos tienen vencimiento en mayo de 2025. Por otro lado, en enero de 2020, antes de estallar la pandemia, la entidad tenía un crédito de 660.000 euros, que vencía en septiembre del mismo año.

 

El club afrontó la temporada 2020-2021 habiendo ganado 631.775 euros en la temporada anterior gracias a los premios por competiciones. En la temporada 2019-2020, el club ingresó 4,5 millones de euros y un resultado antes de impuesto de 753.030 euros, según se desprende de sus últimas cuentas disponibles.  La temporada anterior, había obtenido unos ingresos de 3,3 millones de euros y unos números rojos de 153.940 euros.

 

Este cojín obtenido en la temporada del Covid-19 le sirvió al club para afrontar el pasado curso a puerta cerrada. San Pablo Burgos es una de las entidades con más ingresos por abonos y taquillas de la ACB, por lo que el golpe de la pandemia en sus cuentas fue más que considerable. Concretamente, en la temporada 2019-2020, el club tuvo unos ingresos por abonos y taquilla de 1,6 millones.

 

 

Los ingresos por publicidad y patrocinio fueron de 1,7 millones de euros, mientras que los ingresos por competición y otras partidas fue de 1,2 millones de euros. Por otro lado, obtuvo subvenciones por valor de 134.497 euros e ingresos por traspaso de plantilla deportiva por 156.634 euros.

 

Por otro lado, el club gastó dos millones de euros en sueldos y salarios, además de 130.661 euros en derechos de imagen y 60.000 euros en indemnizaciones. Los gastos de la Seguridad Social ascendieron a 259.662 euros, mientras que los otros gastos de explotación como desplazamientos o servicios profesionales independientes ascendieron a 1,2 millones de euros.

En febrero del año pasado, antes de conocer que el Consejo Superior de Deportes financiaría a los clubes de la ACB con ocho millones de euros, Félix Sancho, presidente del club y máximo accionista aseguró que los ingresos de la entidad estaban reducidos en 80% por tener que jugar a puerta cerrada y por el impacto en los patrocinios.

 

El club, para la temporada 2020-2021, había reducido su presupuesto un 10%, en previsión del impacto de la pandemia y, además, sumó a Hereda como naming sponsor. Sancho, actualmente posee el 97,5% del accionariado, mientras que el resto se reparte entre seis accionistas más.