30 Jun 2022 | 16:17

Líder en información económica del deporte

Clubes

Real Valladolid vuelve al negro hasta diciembre por la ayuda al descenso y el recorte en gasto

El conjunto pucelano, recién ascendido a Primera División, registró una cifra de negocio de 10,6 millones de euros, un 68,2% menos que la temporada anterior. La vuelta de aficionados al estadio supuso 2,5 millones de euros.

Real Valladolid vuelve al negro hasta diciembre por la ayuda al descenso y el recorte en gasto
Tras el cierre de los estados financieros intermedios, Real Valladolid había recibido un total de 10,2 millones de euros procedentes del acuerdo de LaLiga Impulso

Albert Ferrer

22 jun 2022 - 05:00

Real Valladolid esprinta justo antes de volver a Primera División. El conjunto pucelano, propiedad del exjugador Ronaldo Nazário, finalizó el primer semestre de la temporada 2021-2022 (periodo concluido a 31 de diciembre) volviendo a beneficios (concretamente de 8,2 millones de euros), después de finalizar el primer semestre de la campaña anterior con números rojos de 2,1 millones de euros.

 

El resultado positivo se debe, en gran parte, a los ingresos procedentes de LaLiga a los equipos que han perdido la categoría de Primera División, es decir, la ayuda al descenso, que reportó ingresos por valor de 13,7 millones de euros.

 

También fue relevante el recorte de los gastos de personal, ya que el club pasó de destinar 31,3 millones de euros en esta partida en los seis primeros meses de 2020-2021 a sólo 13,7 millones de euros en la campaña siguiente, como consecuencia del descenso a Segunda División.

 

Como es habitual cuando se consuma un descenso de categoría, la cifra de negocio del conjunto blanquivioleta descendió un 68,2% respecto a la campaña anterior (cuando aún se encontraba en la élite), hasta 10,6 millones de euros.

 

 

 

 

A pesar del descenso, Real Valladolid mejoró sus registros hasta diciembre en algunas de las partidas de negocio, como es el caso de los ingresos por competiciones, abonados y socios o comercialización. El alza más relevante se produjo en la rama de los abonados y socios que, con el José Zorrilla cerrado al público en 2020-2021, no facturó ni un solo euro. En cambio, con la reapertura de los estadios junto con la posibilidad de alcanzar de nuevo la Primera División, Real Valladolid facturó hasta 2,5 millones de euros por esta partida.

 

En cambio, la partida procedente de los ingresos de retransmisión retrocedió un 79% respecto al primer semestre de 2020-2021, hasta 6,2 millones de euros. También reculó el resultado procedente de la compraventa de futbolistas, que hasta diciembre generó 6,7 millones de euros, frente al superávit de 12,7 millones de euros resultante de la campaña anterior.

 

A 31 de diciembre de 2021, como consecuencia de las pérdidas acumuladas de ejercicios anteriores, Real Valladolid presentaba unos fondos propios negativos por valor de 1,9 millones de euros, y un fondo de maniobra negativo de 2,1 millones de euros. Aun así, el conjunto pucelano contaba con un patrimonio neto positivo por valor de 7,2 millones de euros.

 

Desde el cierre de la temporada 2020-2021 hasta la finalización de 2021, Real Valladolid ejecutó obras e instalaciones por valor de más de 975.000 euros, concretamente en instalaciones anexas al estadio.

 

 

 

 

El club blanquivioleta cerró el 14 de diciembre la compraventa de la residencia de jugadores por 6,3 millones de euros. El complejo estaba en propiedad de la Fundación Real Valladolid desde 2003, cuando compró el recinto al propio club, ya que ambas entidades operan de forma separada.

 

Real Valladolid firmó a 26 de julio de 2021 un contrato de cesión de derechos de crédito con Rights and Media Funding por valor de 6,5 millones de euros a cambio de “ciertos derechos de crédito derivados de la explotación de derechos audiovisuales de LaLiga para las temporada 2021-2022 y 2022-2023”.

 

A cierre del primer semestre de la temporada 2021-2022, de los cuales 4,1 millones de euros correspondían a las deudas concursales. La entidad también debía 5,7 millones de euros a otros clubes por traspasos o cesiones de jugadores.

 

Tras el cierre de los estados financieros intermedios, Real Valladolid había recibido un total de 10,2 millones de euros procedentes del acuerdo de LaLiga Impulso, firmado entre la patronal y el fondo CVC. En el marco de esta operación, el conjunto pucelano tendrá a su disposición un préstamo participativo cuantificado en 42 millones de euros, “que permitirá reestablecer el equilibrio patrimonial del club”.