26 Sep 2022 | 14:10

Líder en información económica del deporte

Clubes

Real Sporting de Gijón entra en pérdidas en 2020-2021 con 1,9 millones de euros

Para 2021-2022, el club anticipa unas pérdidas de 4,8 millones de euros y un presupuesto de gastos de 15,6 millones de euros, puesto que el club prevé que no se pueda volver a la normalidad por los efectos de la pandemia.

Real Sporting de Gijón entra en pérdidas en 2020-2021 con 1,9 millones de euros
El club logró la transformación de la deuda financiera a largo plazo, con la negociación de un crédito con un importe cercano a los seis millones de euros.

Palco23

21 dic 2021 - 10:54

Real Sporting de Gijón en rojo. El club presentó ayer, en su junta de accionistas, unas pérdidas de 1,9 millones en la temporada 2020-2021 a causa del Covid-19. Según el club, el resultado se produce después de casi dos años de la irrupción de la pandemia y de dos veranos (tres ventanas con el mercado de enero pasado) sin recurrir a la inyección de los traspasos.

 

Para 2021-2022 el club, que milita en Segunda División, anticipa unas pérdidas de 4,8 millones de euros y un presupuesto de gastos de 15,6 millones de euros, puesto que el club prevé que no se pueda volver a la normalidad por los efectos de la pandemia. El Sporting estima un gasto en su personal deportivo, jugadores y cuerpo técnico,  de 7,8 millones de euros, con unos ingresos deportivos de 11,9 millones de euros y por abonados de 2,1 millones de euros.

 

De esta manera, según ha avanzado El Comercio, sin el impacto de la pandemia y con ventas, si se tiene en cuenta el importe medio de los traspasos de las tres temporadas previas a la covid, los resultados mejorarían en 8,8 millones y sin ventas, en 2,7 millones de euros.

 

Según argumenta el club en su memoria, hay “una desviación económica importante con respecto al presupuesto exhibido para su escrutinio en la anterior junta”, cuando se contemplaba la apertura de los estadios al público a partir del pasado mes de enero, lo que no sucedió, teniendo que esperar varios meses.

 

 

 

 

Para corregir este golpe, el club redujo el gasto en plantilla no deportiva un 6,5% y en plantilla deportiva, un 5%, además de otro 14% en gasto de explotación. También contribuyó a la corrección el fallo favorable de procedimientos judiciales, como fueron la ruptura unilateral del acuerdo del patrocinador principal Pastón o el litigio con el Villarreal por Christian Ferreres, por lo que se recuperaron 600.000 euros.

 

Por otro lado, el club logró la transformación de la deuda financiera a largo plazo, con la negociación de un crédito con un importe cercano a los seis millones de euros.

 

Este resultado se prevé tras registrar una reducción constante de ingresos: en 2018-2019, los ingresos fueron de 24 millones de euros, mientras que en 2019-2020, de 21,6 millones de euros, mientras que para 2020-2021 los ingresos previstos eran de 16,2 millones de euros.

 

Por lo tanto, el club cree que hasta después de la temporada 2022-2023 no se volverá a la normalidad, por lo que ha apostado por fraccionar el pago y dar incentivos a futuro a los abonados. Por otro lado, también se encomienda a CVC para su recuperación.