17 May 2022 | 07:31

Líder en información económica del deporte

Clubes

Real Madrid: prestigio y cinco millones en juego con el Mundial de Clubes

La Fifa celebra en los Emiratos Árabes la decimoquinta edición del torneo que reúne a los mejores equipos de cada continente. El club blanco se juega un importante bote económico y un impulso adicional a su marca.

Joan Vives

21 dic 2018 - 19:44

Real Madrid

 

 

El Mundial de Clubes es la última competición futbolística del año. Los campeones de cada confederación de la Fifa se reúnen estos días en Abu Dhabi, con el Real Madrid como principal candidato a alzarse con el título. Pero hay algo más en juego: la posibilidad de impulsar la marca del club y generar unos ingresos de 5 millones de euros. Este es el objetivo que persiguen todos los candidatos, entre los que encontramos al campeón de Oceanía Team Wellington, el de los Emiratos Árabes Al-Ain Football Club, rival del campeón europeo en la final, River Plate (Sudamérica), Kashima Antler (Asia), ES Tunis (África) y el Guadalajara (Norte, Central, y el Caribe), campeones en sus respectivos continentes.

 

Los clubes han acudido a la cita en busca de ser el “mejor equipo del mundo” y generar negocio. La competición que se ha celebrado en los Emiratos Árabes premia con cinco millones de euros al ganador y cuatro millones al finalista. Muchos conjuntos, mayoritariamente europeos, discrepan con la organización de este torneo ya que consideran que la suma de dinero es baja para ellos,  comparando los 2,7 millones de euros en la Champions League por cada victoria.

 

Los patrocinadores son la principal fuente de ingresos con los que se pagará a los equipos. El sponsor oficial del Mundial de Clubes 2018 es Alibaba Cloud, que tiene la mayor visibilidad en el torneo desde que se convirtió en socio principal de la Fifa hasta 2022.En segundo plano, están Adidad, Gazprom, KIA, Qatar Airlines, Visa, Wanda y Alibaba. La marca que tiene el contrato más antiguo es Adidas, que firmó un acuerdo con la organización por la que se le ofrecía quince años de publicidad por una cifra que ronda los 800 millones de dólares. Gazprom por su parte, se unió a la cartera de patrocinadores en 2015 con un contrato de 150 millones de dólares gasta 2018, mientras que KIA Motors y Hyundai también firmaron un contrato de patrocinio en 2007 por el que pagan 220 millones de dólares.

 

 

 

 

Por su parte, Qatar Airlines aporta 300 millones de dólares por un contrato de cinco años, una alianza muy parecida a la de Visa, que paga 230 millones de dólares. Wanda y Alibaba han sido los últimos en entrar en la cartera de patrocinadores de la FIFA. La entidad organizadora consiguió captar estas dos nuevas empresas después de un largo periodo sin encontrar patrocinadores debido a una serie conflictos internos, como la corrupción de sus funcionarios, que pusieron en tela de juicio la credibilidad y la gobernanza del organismo.

 

En el ámbito audiovisual, Rtve dio un golpe sobre la mesa y decidió apostar por el Mundial de Clubes. La cadena pública decidió emitir los partidos del Real Madrid en la La1 y los encuentros del resto de equipos en Teledeporte. Estas inversiones se deben a que el canal televisivo decidió renunciar en su día a pujar de forma importante por los derechos de LaLiga para la emitirlo en abierto. Eso sí, acordó con Mediapro el pago de unos dos millones de euros por los resúmenes en régimen de no exclusiva hasta 2019.

 

El Mundial de Clubes está buscando soluciones para renovar la competición y ganar importancia en el mundo futbolístico, un reto que está presente en la organización. Uno de los motivos de este bajo impacto del Mundial de Clubes es la poca presencia de equipos europeos y la época del año en que se juega. Esto hubiera cambiado si la propuesta de la Fifa promovida por su presidente Gianni Infantino hubiera sido aceptada el pasado mayo.

 

 

 

 

La idea del directivo suizo era crear una mini copa del mundo disputada por 24 equipos divididos en tres grupos, doce de ellos europeos y celebrada cada cuatro años. Este proyecto significaría un gran aumento  de ingresos de 20.300 millones hasta 2033. El consejo de la Uefa formado por los clubes europeos, rechazaron la propuesta porque la veían como estrategia para más beneficios para los grandes clubes y aumentar la brecha económica.

 

El presidente de la Uefa, Aleksander Ceferino, señaló que “por lo menos tres de los siete clubes no están de acuerdo con el camino que quiere emprender la Fifa, en su calidad de órgano rector, debería tener más respeto por la pirámide, el sistema del fútbol, las federaciones nacionales y los clubes”. Sin su aprobación la organización FIFA no podría realizar este cambio de formato, que si contaba con la aprobación de algunos equipos europeos como el Real Madrid y el FC Barcelona.

 

Este proyecto nada tiene que ver con el precursor del actual campeonato, un torneo que desde 1960 hasta 2004, solo tenía en cuenta a Sudamérica y Europa. La Copa Intercontinental de Clubes Campeones posteriormente llamada Copa Europea-Sudamericana se disputaba un partido de ida y uno de vuelta. Esta competición, enfrentaba al campeón de la Champions League y la Libertadores, era la antecesora directa del actual torneo, que llegaría a su fin cuando Fifa decidió llevar a cabo una reestructuración de la competición, contando con los demás campeones de los otros continentes.