Líder en información económica del deporte

Clubes

Real Madrid, FC Barcelona y Athletic impugnan el acuerdo entre LaLiga y CVC

Los tres equipos de LaLiga Santander que se opusieron al pacto con el fondo de inversión han enviado un comunicado conjunto en el que denuncia que “fue adoptado en el marco de un procedimiento notoriamente irregular e irrespetuoso”.

Palco23

17 sep 2021 - 18:30

Real Madrid, FC Barcelona y Athletic impugnan el acuerdo entre LaLiga y CVC

 

 

El acuerdo entre LaLiga y CVC topa con otro obstáculo. Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club han emitido un comunicado conjunto en el que anuncian su intención de impugnar el acuerdo al que llegó el pasado de agosto la patronal española del fútbol para ceder el 10,95% de su negocio a CVC por cerca de 2.100 millones de euros.

 

Según el escrito, el acuerdo “vulnera lo previsto en la normativa aplicable” y, al mismo tiempo, “fue adoptado en el marco de un procedimiento notoriamente irregular e irrespetuoso”, con unas garantías mínimas ante una operación cuya duración se extendía para los próximos cincuenta años (hasta 2071).

 

La asamblea extraordinaria de LaLiga aprobó el pasado 12 de agosto, con 38 votos a favor y cuatro en contra, el acuerdo entre la patronal española del fútbol y la gestora de capital riesgo. La luz verde de los clubes se produjo tras una larga reunión, en la que además de los tres clubes sociales se opuso el Real Oviedo, que más tarde decidió adherirse al acuerdo.

 

La aprobación se produjo después de que LaLiga y su socio financiero modificaran sus planes para permitir que los clubes contrarios se quedaran fuera, sin acceder a la financiación y por ende sin comprometer ingresos futuros por este acuerdo. El movimiento de última hora se producía precisamente para evitar un conflicto legal que finalmente se ha abierto.

 

Las intenciones de LaLiga pasaban porque los clubes todavía disidentes terminaran adhiriéndose al cuerdo, motivo por el que decidió abrir una ventana temporal con la intención de que lo hicieran en próximos meses. El comunicado conjunto difundido hoy enfría estas expectativas.

 

 

 

 

En un memorándum de su comisión económica, el FC Barcelona apunta a aspectos “cuestionables” del acuerdo, empezando por la legitimización y capacidad de LaLiga de llegar a un pacto de estas características. “Hay que recordar que los titulares de los derechos audiovisuales son los clubes y LaLiga sólo tiene cedida su gestión”, señala el informe.

 

El FC Barcelona también duda de la naturaleza “participativa” de los créditos concedidos por CVC en virtud del acuerdo y se pregunta si es la figura más adecuada para entidades que no son sociedades mercantiles (como ocurre con Real Madrid, FC Barcelona, Athletic y CA Osasuna). El club también señala que no tuvo tiempo para analizar la operación y alega que sus representantes no podían aprobar el acuerdo en la asamblea de LaLiga: al superar el 10% de su presupuesto anual de ingresos, esta aprobación correspondería a la asamblea de socios del club.

 

La entidad que preside Joan Laporta también cuestiona las condiciones económicas de la operación: “el partícipe recupera la inversión en el año 12 y el resto de 38 años, hasta cincuenta, obtiene beneficios”, apunta el club. Además, señala que no se buscaron alternativas de otros financiadores: “la transparencia, publicidad y concurrencia parecían especialmente convenientes, aunque no fuera legalmente exigible”, dice el memorándum.

El FC Barcelona también carga contra aspectos como el modelo de reparto de los fondos y la gobernanza del acuerdo, además del destino finalista de los fondos obtenidos. En este sentido, dice que, al tener que presentarse un plan de desarrollo para acceder los recursos derivados del acuerdo, LaLiga está interviniendo en “decisiones estratégicas del club” e imponiendo un modelo determinado. Una suerte de 155 futbolístico de LaLiga.

 

El acuerdo consiste en el otorgamiento de un contrato de cuenta en participación entre LaLiga, como parte gestora, y CVC, como parte partícipe, en virtud de la cual, a cambio de una prestación económica aportada por CVC, el inversor percibirá durante un periodo de 50 años el 10,95% de los beneficios procedentes de la explotación de los contenidos audiovisuales de las competiciones organizadas por LaLiga.

 

La financiación de la operación supondrá el desembolso en metálico por parte de CVC de cerca de 1.250 millones de euros. El primer pago tendrá lugar a finales de noviembre y los restantes 850 millones provendrán de una emisión de bonos a cargo de Goldman Sachs, que se pretende entre inversores estadounidenses.

 

Inicialmente, el acuerdo preveía una aportación a los clubes de 2.602 millones de euros, pero, al retirar a Real Madrid, FC Barcelona, Athletic Club y Real Oviedo del perímetro de la operación, el importe se redujo a cerca de 2.100 millones de euros.