Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 04 Agosto 202104:16:35

Buscador

;Menu
h Clubes

RCD Mallorca: impacto de 7,5 millones por el Covid y modelo NBA para volver a Primera

El conjunto bermellón afronta la temporada 2020-2021 con la doble afectación del descenso y el coronavirus, pero confiando en un plan estratégico diseñado con apoyo de sus propietarios norteamericanos para lograr el ascenso y consolidar el equipo en Primera.

04 Mar 2021 — 05:00
Javier Trullols
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

RCD Mallorca: impacto de 7,5 millones por el Covid y modelo NBA para volver a Primera

 

 

El RCD Mallorca deja de ingresar 7,5 millones de euros por el Covid-19. El club afronta la temporada 2020-2021 con una notable disminución de sus ingresos, con una previsión de facturación de 23 millones de euros tras descender a Segunda y fruto de las consecuencias de la crisis del coronavirus. Apoyado en un modelo de gestión con raíces en la NBA, busca volver a Primera.

 

Actualmente, los accionistas principales del club son Robert Sarver, propietario de los Phoenix Suns, Andy Kolber y Steve Nash. Han invertido en el Mallorca en torno a 45 millones de euros, una aportación de capital destinada al día a día y la operativa, así como a hacer frente a la deuda del club, que estuvo en concurso de acreedores y debía 27 millones de euros cuando llegaron los actuales propietarios.

 

La previsión de los ejecutivos al frente del club es cerrar la temporada habiendo rebajado la deuda hasta 9,5 millones de euros, con Hacienda como el principal acreedor. La deuda del concurso estará liquidada en tres años en caso de estar en Segunda o en dos años si el club asciende a Primera.

 

Las inversiones de los accionistas se han destinado, al mismo tiempo, a invertir tanto en personal como en infraestructuras para que el club pueda crecer, detalla Alfonso Díaz, consejero delegado de negocio del RCD Mallorca, a Palco23. La última ampliación de capital, de nueve millones de euros, fue el pasado noviembre, en “una muestra más de su compromiso y de que es un proyecto a largo plazo”.

 

 

 

 

Los máximos accionistas del club son inversores estadounidenses, que aportan “una forma de entender cómo llevar un proyecto deportivo” basada en la seriedad, profesionalidad y tranquilidad en la toma de decisiones. Además, su presencia abre puertas a nivel de patrocinio gracias a la posibilidad de establecer sinergias con los Suns, franquicia de la NBA, señala Díaz. Gracias a ello, por ejemplo, se firmó un acuerdo a tres bandas con Paypal, patrocinador principal de la camiseta de los Suns y patrocinador oficial del Mallorca.

 

La afectación del coronavirus fue “de casi 5 millones de euros en la temporada 2019-2020”, con ajustes en los ingresos de televisión, pérdida de ticketing, disminución del merchandising y una afectación en los patrocinios, con los que se ha trabajado para “mantener su interés y confianza”, tratando de innovar. El club eleva hasta los 7,5 millones su previsión de merma de ingresos por el Covid-19 teniendo en cuenta la temporada actual.

 

El Mallorca acabó la temporada 2019-2020 con una facturación récord de 63 millones de euros, cumpliendo con el objetivo de ganar 17 millones de euros gracias a un modelo de gestión basado en un proceso de reestructuración profundo del club en cuatro años, con una mayor eficiencia en los costes y una maximización de los ingresos, y a que su pudiera reanudar y concluir LaLiga. Unos beneficios que han ido destinados a “pagos de deudas de concurso y deudas pasadas”, aclara el ejecutivo.

 

El club, que cuenta con 150 trabajadores, no ha hecho un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) a pesar de las dificultades de la pandemia, tratando de mantener en el área no deportiva los puestos de trabajo y que no hubiera reducciones salariales, una medida que contó con el apoyo de la propiedad, que apostó por asumir los gastos. Con los jugadores se llevó a cabo una negociación, pero como al final se completó la temporada, no hubo impacto en sus salarios.

 

En la 2020-2021, el Mallorca prevé ingresar 23 millones de euros tras el ajuste realizado por la ausencia de público, cuando en primera instancia LaLiga había previsto su retorno en enero, con una previsión de cerrar el curso con unas pérdidas de cuatro millones de euros. La estructura de ingresos del club esta temporada se basa en un 40% en los derechos de televisión, un 41% en la ayuda al descenso y un 15% en los patrocinadores. Sin tener en cuenta la ayuda del descenso, que no es un ingreso operativo, el peso de la televisión aumenta hasta el 67% y del patrocinio hasta el 25%.

 

Este curso, la ausencia de público supone un déficit de dos millones de euros. A esta hay que sumar la disminución de los ingresos por merchandising en un 45% debido a la ausencia de turistas. El club saca provecho de los 15 millones de turistas al año que visitan la isla de Mallorca, con la venta de entradas para ver partidos de LaLiga y las ventas de productos en la tienda en el centro de la ciudad.

 

 

 

 

Con el confinamiento, el club se puso a trabajar pensando en dar un paso adelante en su identificación con la isla. Por ello, desde el RCD Mallorca se habló con el sector hotelero, autoridades, Ayuntamiento y el Consell de Mallorca. La entidad deportiva decidió “dar desinteresadamente el nombre del estadio a la isla”, motivo por el cual Son Moix se convirtió en el Visit Mallorca Estadi, explica.

 

El propósito del equipo era convertirse en un altavoz a través del cual dar publicidad a Mallorca. Sólo en retransmisiones, un total de 75 millones de espectadores conocieron la temporada pasada la propuesta de promoción de la isla, tras incluir una gran pancarta en la tribuna. Para el club, suponía colaborar con la recuperación económica y social de la isla, señala.

 

El objetivo es que la relación con la isla vaya más allá del fútbol. Desde el conjunto bermellón se quiere avanzar en la identificación con Mallorca y lo que representa: naturaleza, destino turístico y un lugar donde se respira deporte y estilo de vida, añade Díaz.

 

Fruto de esta estrategia ha surgido el acuerdo con la marca de ciclismo Specialized, promoviendo una conexión que va más allá del fútbol, no tan influenciada por lo que ocurre en los partidos y buscando socios “que quieran estar con nosotros por lo que somos, un club de fútbol y de deporte en un enclave privilegiado”. Con esta marca el club ha firmado por dos temporadas y media, durante las cuales se harán activaciones fomentando la visibilidad de la isla como destino de deporte.

 

 

 

 

En relación a los patrocinadores, la estrategia del Mallorca se basa en buscar asociaciones con grandes marcas. “Hemos creado y generado espacios digitales para compensar la pérdida de la publicidad tradicional”, reconoce, gracias a lo cual pueden mantener ingresos razonables en esta parcela.

 

El club no ha perdido patrocinadores, sino que ha mantenido el nivel e incluso cuenta con patrocinadores nuevos como Specialized o Alua Hotels&Resorts, que pertenece al grupo turístico estadounidense Apple Leisure Club y que ha apostado por la isla sustituyendo a Roc Hotels.

 

La aprobación del Real Decreto que limita la publicidad de las casas de apuestas impedirá que Betfred siga como patrocinador principal de la camiseta en la temporada 2021-2022. El Mallorca está trabajando en una alternativa, con “contactos avanzados con empresas nacionales e internacionales”, a pesar de las dificultades actuales y de la competencia al salir al mercado tantos clubes en busca de un sponsor principal por el cambio normativo.

 

El fichaje de Take Kubo, futbolista japonés que jugó la temporada pasada cedido en el Mallorca, supuso llevar al club “a una nueva dimensión” al abrir la puerta a nivel de patrocinios y de internacionalización de la marca. Gracias a Kubo, “conseguimos como patrocinador a Konami, que vino directamente desde Japón”, expone Díaz. Al mismo tiempo, el futbolista abrió las puertas a todos los fans y seguidores japoneses, que han sido claves para que el club cerrara 2020 como el cuarto club con más engagement en YouTube, sólo por detrás de Real Madrid, FC Barcelona y Betis.

 

 

 

 

Fruto de la llegada del delantero nipón y de la estrategia de comunicación del club, en 2020 el Mallorca pasó a ser el noveno club de LaLiga con más engagement en todas las redes sociales. En términos de innovación, ante la preocupación porque el aficionado no perdiera interés en el fútbol el club impulsó un programa en directo que se emite los días de partidos con gran seguimiento. Además, ha abierto canal en Twitch, donde sólo están FC Barcelona, Real Madrid y Real Sociedad, aunque el equipo txuri urdin no emite, con contenido semanal de dos horas, buscando canales distintos enfocados a un perfil de gente más joven.

 

Entre otras innovaciones, el Mallorca emitió un programa en directo con cámaras dentro de la oficina en el último mercado de invierno para que los aficionados pudieran vivir en directo un día clave para el devenir de la temporada.

 

Actualmente, el Mallorca dispone de 800.000 seguidores en redes sociales, una cifra que se ha multiplicado en los últimos cinco años, con seguidores de todo el mundo, con grandes volúmenes de fans en Estados Unidos, México o Japón.

 

Además, el club cuenta con 12.000 abonados, que pagaron un 25% del precio del abono sin saber si podrían ver jugar al fútbol esta temporada. Unos abonados que tienen su abono en el móvil fruto del proceso de digitalización del Mallorca. La temporada 2019-2020 fueron 16.000 los abonados del club en Primera en un estadio de 20.000 espectadores, lo que provocó que hubiera gente que se quedara fuera.

 

 

 

 

Por el momento, el proyecto de fútbol femenino, que pasa por entrar en el fútbol base, es a largo plazo. El club tiene que estar en Primera División y estar estabilizado para tener un equipo femenino, detalla el consejero delegado, señalando que el club trabaja para tener un mayor porcentaje de mujeres que sigan a la entidad, buscando alcanzar un volumen del 20%. Los planes de futuro, como el de inversión en la ciudad deportiva, también están de momento supeditados al ascenso.

 

La Comissió d’Ordenació del Territori i Urbanisme del Consejo Insular ha denegado la solicitud del club para ejecutar el proyecto de residencia de la cantera. Se trata de un proyecto con la vocación de atraer talento de la isla y de fuera y que, según Díaz, “va más allá de tener futbolistas”. El club, que ha contratado a Pablo Ortells, procedente del Viallarreal, como director de fútbol, trabaja en alternativas para el impulso de este proyecto.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...