Clubes

RCD Espanyol pone a una exjugadora del club como responsable del fútbol femenino

Dolors Ribalta permaneció en el club blanquiazul durante once temporadas, hasta 2006-2007. RCD Espanyol buscará volver a la Liga Iberdrola a partir de la próxima temporada, tras no lograr el objetivo esta campaña.       

RCD Espanyol pone a una exjugadora del club como responsable del fútbol femenino
El cambio de cromos se produce días después de que el club no lograse el objetivo de volver a la Liga Iberdrola

Palco23

03 jun 2022 - 18:18

RCD Espanyol ejecuta un relevo al cierre de la temporada 2021-2022. El conjunto blanquiazul ha anunciado la salida de Raquel Cabezón, responsable del fútbol femenino. Su lugar lo ocupará Dolors Ribalta, exjugadora de la entidad durante once temporadas, según ha informado El Periódico.

 

“Con el objetivo de cambiar la gestión y afrontar los retos venideros realizamos este relevo”, señalaba el club en un comunicado tras la salida de Cabezón. La responsable llevaba dos temporadas al frente de todo el fútbol femenino de la entidad.

 

El cambio de cromos se produce días después de que el club no lograse el objetivo de volver a la Liga Iberdrola, quedándose a las puertas del ascenso. Por ello, RCD Espanyol cesó al entrenador de la primera plantilla, Rubén Casado.

 

Doctora en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Ribalta participó en la Uefa Women’s Cup, ganó una Superliga, tres copas de la Reina y dos Copas Catalunya, entre otros hitos de la nueva responsable del fútbol femenino del club perico.

 

 

 

 

“Este encuentro es de obligatoria victoria para el club, porque el Espanyol necesita al femenino en Primera y seguir luchando en la máxima categoría”, señalaba Mao Ye, director general del club antes del decisivo encuentro frente a CA Osasuna.

 

RCD Espanyol fue fundado en el año 1900 por un grupo de estudiantes que entonces cursaban en la Universidad de Barcelona. En 2009, el club decidió abandonar la capital catalana para inaugurar un nuevo estadio a las afueras, en Cornellà-El Prat, que se convirtió en uno de los complejos deportivos más modernos de España.

 

A finales de 2015, la entidad logró poner fin a los problemas económicos en que derivó su gestión pasada y la fuerte inversión de las obras, gracias a la entrada en el accionariado del grupo chino Rastar.