16 Ago 2022 | 12:25

Líder en información económica del deporte

Clubes

RC Deportivo y AD Alcorcón acuerdan rebajas salariales con los vestuarios

Los jugadores del club gallego aceptan una reducción de sueldo de entre el 5% y el 17,5%, mientras que los alfareros no desvelan qué acuerdo han alcanzado para evitar el Erte.

Palco23

15 abr 2020 - 19:03

Cada vez son más los clubes de LaLiga SmartBank que han logrado acuerdos para reducir la masa salarial y afrontar la caída de ingresos provocada por el Covid-19. Los últimos en hacerlo han sido el RC Deportivo y la AD Alcorcón, que de esta manera podrán evitar la presentación de un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) para el resto de los trabajadores.

 

El conjunto alfarero señala en un comunicado que el pacto con los jugadores y el cuerpo técnico les permite “afrontar de forma consensuada y solidaria las dificultades derivadas de la paralización de la competición”. No obstante, la magnitud del ajuste no ha sido desvelada.

 

“Se reducen voluntariamente su retribución para poder mitigar de esta manera el impacto económico sobre el resto de los empleados del club”, señala el consejo de administración, que añade que tanto el director general como el director deportivo también han renunciado a parte de su nómina.

 

“El alineamiento entre los órganos de dirección del club y la plantilla ha sido máximo respecto a los objetivos a priorizar: en primer lugar la protección de la salud de jugadores, técnicos, empleados y sus familias, y en segundo lugar un modelo de ajuste económico en función de los posibles escenarios de reanudación de la competición”, concluye.

 

El RC Deportivo, por su parte, ha pactado que el recorte salarial sea del 5% si la competición vuelve a puerta cerrada y del 17,5% en caso de que no pueda completarse la temporada, según adelanta La Voz de Galicia. Además, los jugadores se comprometen a seguir vistiendo de blanquiazul más allá del 30 de junio si es necesario.

 

El citado rotativo señala que este ajuste servirá para eludir la presentación de un Erte para los 170 empleados restantes. Es un escenario al que también ayuda la nueva situación accionarial del conjunto gallego, que a mediados de 2019-2020 acordó un plan de rescate por el que Abanca se convertirá en su máximo accionista con la inyección de 35 millones de euros.