Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Lunes, 20 Septiembre 202112:28:15

Buscador

;Menu
h Clubes

¿Qué valor tiene la marca Estudiantes? El decano del baloncesto español vale 6 millones de euros

Entre sus activos, el club también cuenta la cesión de uso del Polideportivo Antonio Margariños y la cesión de uso del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

15 Mar 2021 — 04:57
Miquel López-Egea
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

¿Cuánto vale la marca Estudiantes? El decano del baloncesto español vale 6 millones de euros

 

 

El nombre del decano del baloncesto español vale seis millones. El histórico club madrileño, presidido por Fernando Galindo y que ocupa la decimosexta posición en la Liga Endesa, tiene una marca por valor de 6,1 millones de euros. Así consta en el informe de los auditores, correspondiente a las cuentas de la temporada 2018-2019, el curso de antes del Covid-19, las últimas depositadas en el Registro Mercantil.

 

El 30 de junio de 2016, Club Estudiantes de Baloncesto y Club Estudiantes SAD firmaron un contrato para la cesión de uso y explotación de la marca Estudiantes para equipos profesionales de siete años de duración. Posteriormente, el 30 de junio de 2017, se firmó un nuevo contrato ampliando dicho plazo, fijándose un período de catorce años. La cesión sólo fue para el uso y explotación, pero no de la marca propiamente dicha, hasta 2031.

 

La marca Estudiantes fue valorada por un experto independiente siendo el importe incorporado al activo de 6,1 millones de euros, en base al valor actualizado de la cesión por estos catorce años. Como contrapartida, se firmaron dos contratos de préstamo participativo, por los importes de 3,67 millones de euros a 30 de junio de 2016 y de 2,44 millones de euros, resultado de la diferencia entre la cesión de uso por catorce años y la anterior.

 

 

 

 

Además de este activo, Movistar Estudiantes cuenta con la cesión de uso del Polideportivo Antonio Margariños, renombrado Movistar Academy Magariños por el acuerdo con Telefónica en julio del año pasado y que sirvió para mitigar las dificultades económicas del club. Esta instalación es donde entrena el equipo de Liga Endesa, juega el equipo de Liga Femenina y los conjuntos de la cantera.

 

Con motivo de la orden de la Consejería de Turismo, Deporte y Cultura de la Comunidad de Madrid de marzo de 2009, el club se hizo beneficiario de la cesión por 25 años prorrogables con carácter gratuito, del uso y explotación de la instalación. El 1 de febrero de 2012, el Club Estudiantes de Baloncesto y el Club Estudiantes SAD firmaron un convenio de cesión de parte de las oficinas de la instalación, propiedad de la primera entidad. 

 

Por lo tanto, las contrapartidas de estas cesiones de uso gratuitas se registraron en el patrimonio neto de la sociedad. “La parte proporcional a la participación que el club en la sociedad, un 10%, se registró como otras aportaciones de socios por valor de 261.600 euros mientras que el resto, por 2,35 millones de euros”, marcan las cuentas.

 

El club también cuenta con la cesión de uso del Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid desde 2014, durante un período de diez años prorrogables hasta quince, para la disputa de los partidos de la Liga Endesa. “La contrapartida de esta cesión de uso gratuita, neta del efecto impositivo se registró en el patrimonio neto de la sociedad por 4,59 millones de euros. El importe restante, que ascendía a 1,53 millones de euros, correspondiente al 25% del tipo impositivo, se registró como pasivos por impuesto diferido”, explican.

 

Gracias a estas aportaciones, el club consiguió equilibrar su patrimonio a cierre del ejercicio 2018-2019. Tal y como consta en la memoria, “en la apreciación del patrimonio neto, además de los fondos propios contables 111 que arrojan la cifra negativa de 8,49 millones de euros, tenemos que tener en cuenta las subvenciones, donaciones y legados recibidos por la concesión de las oficinas de Magariños, de la cancha del polideportivo y la cesión del Palacio de los Deportes para su utilización gratuita cuyo saldo a cierre del ejercicio es de 393.000 euros, 1,16 millones de euros y 1,84 millones de euros, respectivamente”.

 

El club tiene concedidos préstamos participativos por Club Baloncesto Estudiantes que también equilibran su patrimonio. “En el pasivo no corriente figura registrado un importe de 6,73 millones de euros correspondiente al valor de los préstamos participativos concedidos por el Club Estudiantes de Baloncesto, con cuyo cómputo el patrimonio neto de la sociedad se sitúa en 1,63 millones de euros”, recogen las cuentas.

 

 

 

 

En este contexto, el club cerró la temporada 2018-2019 con unos ingresos de 4,21 millones de euros, un resultado negativo de 1,53 millones de euros y un patrimonio neto negativo de 5,1 millones de euros. De esta manera, la auditoría afirma que “el riesgo de principio de empresa en funcionamiento se mitiga gracias a factores como la política de contención de gastos durante los últimos ejercicios y especialmente la ampliación de capital por cinco millones de euros, aprobada con posterioridad al cierre del ejercicio, el 7 de noviembre de 2009 en junta extraordinaria de accionistas”.

 

 

 

 

Aunque esta ampliación ya estaba comprometida, en septiembre de 2020 la junta acordó dejar sin efecto dicha operación pero abrió otra por importe de 1,21 millones de euros para salvar su situación financiera. En noviembre, Galindo compareció ante la prensa para anunciar que el club ya tenía compromiso de particulares y entidades para acudir a la ampliación de capital y confirmó que está ampliación se hacía para compensar la situación “dramática” del club, ya que “presupuesto se está resintiendo” argumentó por jugar a puerta cerrada, la ausencia de ticketing y el hecho de haber cobrado el 20% de los abonos” había pasado factura. “La situación es menos dramática que en otras ocasiones, estamos tratando de resolver cuando vemos desajustes presupuestos y de equilibrio”, reiteró.

 

Además, en dicha rueda de prensa comentó respecto a su deuda, que a mediados de la temporada pasada era de siete millones de euros “somos optimistas en cuanto a una solución de la negociación con la Agencia Tributaria, parece que hemos llegado a un acuerdo para una nueva forma de pago”.

 

A fecha de 30 de junio de 2019, los principales accionistas del club (con una proporciona igual o superior al 5% del capital) eran la Fundación Estudiantes, con un 19,52%; Club Estudiantes de Baloncesto, con un 6,64%; Fernando Galindo (presidente de la entidad), con un 11,56%, Vicente Olivenza (presidente del Grupo Altafit), e Ignacio Triana (fundador y consejero delegado de Forus), con un 12,46%.

 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...