05 Dic 2021 | 21:57

Líder en información económica del deporte

Clubes

Presión a los sueldos: Oaktree condiciona su préstamo al Inter a una bajada del 20%

El grupo de inversión norteamericano aportará liquidez al vigente campeón de la liga italiana de fútbol a través de un préstamo siempre que recorte gastos.

Palco23

10 jun 2021 - 12:00

Presión a los sueldos: Oaktree condiciona su préstamo al Inter a una bajada del 20%

 

Los grandes financiadores del fútbol imponen presión a los sueldos de los futbolistas. Oaktree inyectará 275 millones de euros al Inter de Milan: el equipo nerazurro cerró a finales de mayo un acuerdo con el fondo norteamericano que le garantiza una inyección financiera en forma de préstamo a través de Great Horizon, filial de Suning mediante la cual el grupo chino es propietaria del 68,55% de las acciones. Pero la operación tiene condiciones.

 

En concreto, el club se ha comprometido a una contención general de los gastos, incluyendo una rebaja de los sueldos de al menos el 20%. La obligación de rebajar los salarios también está incluido en el análisis de Fitch Ratings sobre la deuda en bonos del Inter.

 

Tras llegar a un acuerdo, el grupo de inversión inyectó de inmediato 50 millones de euros en las arcas del equipo italiano. Un primer paso hasta completar un préstamo de 275 millones de euros en el que las acciones del Inter servirán de garantía para su devolución, que Suning deberá devolver en el plazo de tres años.

 

El calendario de pago de los otros 225 millones de euros restantes aún no ha sido confirmado, aunque estaría ligado a la consecución de algunos objetivos económicos, según detalla Tuttosport.

 

 

El sector en Italia ve en las condiciones al crédito de Oaktree la confirmación de que el fondo no sólo actúa como entidad de crédito, sino que pretende gestionar el club en perspectiva, comprobando que se dirige de la manera adecuada, motivo por el cual los próximos pagos podrían vincularse a la eficiencia a la hora de alcanzar los objetivos marcados.

 

El Inter de Milán, uno de los doce clubes fundadores de la Superliga, ha visto como el proyecto de la competición alternativa a la Champions League se ha diluido, lo que sumado a las consecuencias de la crisis del coronavirus le ha obligado a acelerar las negociaciones para la búsqueda de liquidez mientras afronta un plan de recortes que implicará rebajas salariales y traspasos de jugadores en la plantilla que se ha proclamado campeona en Italia.