29 Nov 2021 | 19:09

Líder en información económica del deporte

Clubes

Palmer Palma: lucha por el ascenso pese a reducir su presupuesto un 60%

El club ha reducido su presupuesto hasta 550.000 para la temporada actual, tras perder 51 patrocinadores por la ausencia de turismo en Mallorca.

Miquel López-Egea

03 may 2021 - 05:00

Palmer Palma: lucha por el ascenso pese a reducir su presupuesto un 60%

 

 

La ausencia de turismo anota un 3+1 a las cuentas del Palmer Palma. El CB Bahía San Agustín de LEB Oro, Palmer Alma Mediterránea Palma por razones de patrocinio, ha visto reducido el presupuesto para la presente temporada en más de un 60% por el impacto de la ausencia de turismo en Mallorca en los patrocinadores de la entidad. Pese a este golpe en sus cuentas, el club lucha por disputar los play-off de ascenso a la ACB. 

 

A causa del coronavirus, el club presentó un presupuesto de 550.000 euros para el curso 2020-2021, mientras que en la temporada anterior fue de 1,4 millones de euros. Para la temporada que viene, el club espera disponer de un presupuesto similar al de la actual temporada, aunque reconoce que puede ser inferior.

 

“No podremos recuperar el presupuesto de la temporada pasada porque la situación económica de Mallorca no lo hace posible y, además, no tendremos las ayudas de la Federación Española de Baloncesto (FEB), que este año han supuesto 70.000 euros”, asegura Guillem Boscana, presidente de la entidad, a Palco23. “La campaña de socios ha sido testimonial, no hemos tenido taquillaje y los espónsores han caído de manera drástica: el año pasado teníamos 80 empresas que nos ayudaban y este año, contando del primer al último patrocinador, 29”, explica el directivo balear, quien asegura que “hemos sobrevivido gracias a las ayudas institucionales y al convenio con la ACB”.

 

 

Palmer Palma contaba con un presupuesto de 1,4 millones para la temporada pasada

 

 

“Todos nuestros patrocinadores eran, directamente o indirectamente, del sector turístico: un restaurante o una cadena hotelera, todo está relacionado; las entidades bancarias han sido quizás las menos afectadas directamente”, reflexiona. “Esperamos que esto cambie, si hay una campaña de verano un poco digna, quizás podamos tener 40 o 45 patrocinadores, como hace dos años, pero no podemos inventar el dinero”, afirma.

 

El club mallorquín cerró en números rojos. “No fue déficit cero pero el peso no fue excesivo, no hemos tenido que asumir muchas cosas; son pérdidas insignificantes”, valora. En este contexto, el objetivo es “cerrar el año con un déficit cero, y esto va por delante de lo deportivo: si no tenemos posibilidades económicas, no habrá resultados deportivos”, reflexiona. “Todos estamos esperando al verano”, sentencia.

 

Por ahora, sólo pueden entrar 200 espectadores en el Palacio Municipal de Deportes de Son Moix. “La campaña de socios ha sido testimonial”, afirma. A excepción de dos partidos, el club siempre ha tenido afición por lo que no ha tenido que realizar devoluciones. Para esta temporada, ha contado con 300 abonados. La administración ha aportado un 30% del presupuesto, mientras que el resto de ingresos han correspondido a patrocinadores, FEB y una pequeña parte, a socios.

 

 

El club espera poder tener entre 40 y 45 patrocinadores para la próxima temporada

 

 

“El socio lo que quiere es que el equipo gane, la fórmula de este año ha funcionado y la gente se lo ha pasado bien, por lo que tendrán ganas de volver, pero hay mucho miedo de salir de casa y como se han televisado los partidos, esto ha afectado”, comenta. “La gente se ha acostumbrado a estar en el sofá y a no coger el coche”, augura. “La producción también ha sido un gasto más por lo que la subvención de LaLiga Sports no la hemos podido destinar a otro gasto, si no a pagar la producción de cada partido”, lamenta.

 

El primer equipo supone un 80% del gasto del Palmer Palma. “La plantilla se ha gestionado con mucha calma, con una buena red de contactos y confiando en el cuerpo técnico a la hora de confeccionarla, con muy buen ojo, acertando con el número máximo de fichajes”, asegura Boscana. “Deportivamente ha sido un acierto y espero que el año que viene lo tengamos”, desea.

 

 

 

La administración ha aportado un 30% del presupuesto

 

 

“Es por donde más hemos tenido que recortar cuando hacemos un presupuesto, con las nóminas de los jugadores y el cuerpo técnico porque los billetes de avión, los autocares, los hoteles y el alquier de los pisos cuestan igual o más, pero si antes cada jugador tenía una casa, ara son dos jugadores por casa”, explica. “Tampoco hemos podido ingresar de la base, presentaciones, cenas de Navidad o viajes con el equipo”, remarca.

 

 “Si salimos adelante, saldremos más fuertes: si después de un año el equipo sigue vivo y con estos resultados deportivos, saldremos reforzados de la pandemia”, comenta el directivo. “La categoría también ha quedado tocada, nos tendremos que reinventar, pero los jugadores y el cuerpo técnico se tendrán que rebajar el sueldo si quieren competir”, remarca, recordando que “no podemos hacer que un viaje a La Coruña cueste la mitad, los afectados siempre son los mismos: los participantes”. “Deberíamos plantear un rescate, una ayuda sería básica para que Leb Oro volviese a su nivel; si no, será una lucha de subsistencia”, advierte.