21 May 2022 | 07:31

Líder en información económica del deporte

Clubes

Oviedo CB mira a ACB e incrementa su presupuesto un 9%, aunque anticipa pérdidas

En total, el club ha presupuestado 880.000 euros para el curso, tras haber elevado su gasto en cantera un 33%, hasta 240.000 euros a causa de tener su segundo equipo en Liga EBA. Las pérdidas del curso serán de hasta 35.000 euros.

Oviedo CB mira a ACB e incrementa su presupuesto un 9%, aunque anticipa pérdidas
El club no pudo evitar cerrar 2020-2021 con unas pérdidas de alrededor 60.000 euros, por lo que tuvo que financiarse a través de un crédito avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Miquel López-Egea

04 abr 2022 - 05:00

Oviedo CB mira a ACB. Oviedo Club Baloncesto, Unicaja Banco Oviedo Baloncesto por motivos de patrocinio, recupera la normalidad tras el Covid-19, por lo que ha incrementado su presupuesto un 9% para la temporada 2021-2022, que espera terminar con unas pérdidas de entre 25.000 euros y 35.000 euros.

 

El club de Leb Oro, que lucha por las posiciones de ascenso a ACB, tiene un presupuesto de gasto de 640.000 euros para el primer equipo. En total, el club ha presupuestado 880.000 euros para 2021-2022, tras haber elevado su gasto en cantera un 33%, hasta 240.000 euros, a causa de tener su segundo equipo en Liga EBA.

 

“Hemos podido recuperar el pulso, pero estamos lejos de lo que nos gustaría por el ritmo que está adquiriendo la competición, que cuenta con proyectos muy potentes: el descenso de Movistar Estudiantes ha sido muy bueno para LEB Oro, pero pone a muchos clubes en otras esferas, porque el club cuenta con estructura ACB”, explica Héctor Galán, director general del club, a Palco23. El directivo remarca que el hecho de normalizar los ascensos y los descensos a la categoría de oro han disparado el nivel de la competición.

 

 

 

 

El club no pudo evitar cerrar 2020-2021 con unas pérdidas de alrededor 60.000 euros, por lo que tuvo que financiarse a través de un crédito avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). “En 2022-2023, el objetivo es volver a estar en equilibrio sin dejar de ser competitivos; para esta temporada ya hemos incrementado los ingresos entre un 10% y un 15%”. A su parecer, acudir a los créditos ICO “es un camino peligroso” porque implica entrar en “una dinámica negativa”.

 

“ACB, Asobal y fútbol femenino han tenido ayudas por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD), pero nosotros, no hemos tenido nada y probablemente, a parte del fútbol, somos la segunda división más cara en cuanto a estructura y competición, con presupuesto de entre 800.000 euros y 1,3 millones”, manifiesta.

 

Pese a este contexto, el club ha podido recuperar parte de su negocio para este curso, tras haber logrado renovar el acuerdo con Unicaja Banco, una vez culminada la fusión con Liberbank, su anterior sponsor. El patrocinio privado, sumando el main sponsor y otros cincuenta patrocinadores menores, suponen casi el 40% de los ingresos, mientras que las ayudas de la administración (Ayuntamiento de Oviedo y Principado de Asturias), suponen alrededor del 25% de los ingresos. El resto de los ingresos corresponden a abonados y ticketing y a las actividades propias del club, además de las cuotas de la cantera.

 

 

 

La entidad cuenta actualmente con 780 abonados, inferior a los 1.100 socios con los que contaba el club antes de la pandemia. Sin embargo, a diferencia de otros clubes, la entidad cuenta con el hándicap de jugar en una instalación con capacidad en el Polideportivo Luís Riera Posada de Pumarín, con capacidad para 1.400 espectadores; por lo que tiene un abono con un precio superior a la media de la categoría.

 

Próximamente, el club disputará sus partidos en el Palacio de los Deportes de Oviedo, instalación municipal que se reformará próximamente tras una inversión de tres millones por parte del consistorio y que implica alcanzar la capacidad mínima de 5.000 espectadores establecida por la ACB.

 

De hecho, el club estima que, en caso de ascenso, no sólo tendrá los deberes hechos en cuanto a instalaciones, sino que espera contar con un presupuesto de hasta 2,9 millones de euros, por encima de los 2,5 millones de euros establecidos por la competición.

 

“Oviedo nunca ha jugado en la ACB y ascender sería un impulso a la ciudad, y esto nos permitirá multiplicar por cuatro el presupuesto actual: nuestro modelo es CB Breogán, que ha jugado la Copa del Rey y está a las puertas de play off”, señala.