18 May 2022 | 19:02

Líder en información económica del deporte

Clubes

Osasuna prevé ganar 2,3 millones en 2019-2020 para compensar las pérdidas del ascenso

El club navarro cerró la última temporada con unos números rojos de 2,9 millones, tras asumir primas a la plantilla por 5,2 millones al conseguir el regreso a LaLiga Santander.

Palco23

13 oct 2019 - 18:44

El CA Osasuna ha incrementado su deuda neta en 2018-2019 hasta 16,9 millones de euros

 

 

CA Osasuna volverá a tener la salud económica como una de sus prioridades en 2019-2020. El club ha elaborado un presupuesto para esta temporada que contempla unos ingresos de 56,72 millones de euros y un beneficio neto de 2,3 millones de euros. Se trata de un objetivo necesario de cumplir, después de que el ascenso a LaLiga Santander haya provocado que 2018-2019 se cierre con unas pérdidas de 2,9 millones.

 

“Eso a pesar de que, sobre lo presupuestado, el club consiguió unos 800.000 euros de ingresos más, lo cual hubiese permitido cumplir con creces, sin ascenso, el objetivo de lograr prácticamente 2 millones de euros de beneficio”, señala la junta directiva, que ha convocado la asamblea de socios para el próximo 27 de octubre.

 

La entidad rojilla cifra en 5,2 millones de euros el coste adicional del ascenso, entre bonus a la plantilla y otros gastos asociados a tal hito. El regreso a la élite también ha alterado el plan de desapalancamiento, pues la deuda neta ha pasado de 10,9 millones a 16,9 millones de euros. Este importe incluye los mencionados gastos extraordinarios, que se han abonado una vez cerrado el último ejercicio y se han recibido los primeros pagos por derechos de televisión.

 

 

 

 

La junta asegura que al término de 2019-2020 podrán dejar el importe neto que actualmente deben a terceros en 6,5 millones de euros. A esta cifra habrá que sumar el importe de los préstamos que se vayan suscribiendo para la reforma de El Sadar, cuyo coste se ha estimado en 23 millones de euros y para la que ya ha recibido varias propuestas de la banca.

 

Osasuna, que a día de hoy ocupa puestos de permanencia, defiende la remodelación por cuestiones de seguridad, pero también de generación de ingresos. Pese al salto de categoría, el club ya ha alcanzado el límite de expedición de abonos, razón por la que las cuotas de socios y abonados se mantendrán estables en torno a 3,3 millones de euros. Lo mismo sucede con la venta de entradas, para la que apenas se ha presupuestado cambios, con 465.000 euros.

 

Todo lo contrario sucede con los derechos de televisión, que aportarán seis veces más que en LaLiga SmartBank, al pasar de 7,5 millones a 45,5 millones de euros. En cuanto a las ventas por publicidad y comercialización, la proyección del club es doblar ingresos y pasar de 2,6 millones a una cifra ligeramente por encima de los cinco millones de euros. 

 

En este ámbito, cabe recordar que muchos contratos de patrocinio, como los de Hummel o Kirolbet, incluyen cláusulas por las que automáticamente se sube el importe económico del acuerdo en caso de ascenso a Primera División.

 

El fuerte aumento de la facturación también se trasladará al gasto, donde se prevé duplicar el gasto en plantilla deportiva, de 14,6 millones a 30,1 millones de euros; las nóminas del resto del personal subirán un 17%, hasta 1,8 millones de euros. Por otro lado, el esfuerzo hecho en reforzar el equipo para luchar por la permanencia hará que las amortizaciones de inmovilizado también se dupliquen, hasta 7,8 millones de euros.