01 Dic 2021 | 20:25

Líder en información económica del deporte

Clubes

“Ni hao presidente”: casi la mitad de los grandes del fútbol en Europa, en manos extranjeras

Los operadores internacionales se han ido abriendo paso en el fútbol, con una cada vez mayor inversión extranjera en las principales ligas europeas.

Javier Trullols

02 mar 2021 - 04:55

“Ni hao presidente”: casi la mitad de los grandes del fútbol en Europa, en manos extranjeras

 

El fútbol seduce a los inversores. Un total de 36 de los 80 clubes de las grandes ligas europeas, excluyendo la Bundesliga por su particular normativa de propiedad, cuentan con el apoyo de capital procedente de más allá de sus fronteras nacionales, de acuerdo a los datos de Cies Sports Intelligence.

 

Además, la entrada de inversores extranjeros va al alza. En 2020, veinte clubes de Primera o Segunda de Inglaterra, España, Italia, Alemania, Francia, Bélgica, Portugal, Dinamarca, Países Bajos o Suiza cambiaron de propietario, detalla el informe, siendo once de las operaciones realizadas por inversores de Estados Unidos.

 

La Premier League es la competición nacional entre las grandes ligas con mayor presencia de inversores foráneos, hasta el punto de que el 80% de los equipos ingleses de Primera han captado el interés de socios extranjeros.

 

El capital estadounidense es el gran protagonista en la liga inglesa, con presencia en el capital de hasta diez clubes: Liverpool FC (Fenway Sports Group), Manchester United (Glazer), Aston Villa (Wes Edens y Nassef Sawiris), Crystal Palace (Josh Harris, Steve Parish y David Blitzer), Fulham (Shahid Khan), Arsenal (Kroenke), West Ham (David Sullivan, David Gold, Albert Smith), Leeds United (Andrea Radrizzani y San Francisco 49ers), Manchester City (Silver Lake, Abu Dhabi United Group, China Media Capital y CITIC Capital) y Burnley (ALK Capital).

 

Tanto Aston Villa como Leeds y Manchester City cuentan con socios de otros países, egipcios en el caso de los villanos, de Italia del Leeds y de Emiratos Árabes y China en el caso de los citizens. Por su parte, el Manchester United cotiza en la bolsa de Estados Unidos.

Además de inversores americanos, el fútbol británico ha captado dinero de muchos otros países: es el caso de Sheffield United de Arabia Saudí (Abdullah bin Mossaad), Leicester de Tailandia (Vichai Srivaddhanaprabha), Chelsea de Rusia (Roman Abramovich), West Bromwich Albion (Guochuan Lai) y Wolverhampton (Fosun) de China o el Everton, propiedad del empresario iraní Farhad Moshiri.

 

 

En el caso de LaLiga, cinco clubes de la Primera División cuentan en su capital con fondos extranjeros de diferente procedencia. Una cuarta parte de los equipos de la máxima categoría del fútbol español son los que tienen amplios porcentajes de su capital social en manos de inversores extranjeros. Es el caso del Valencia con Peter Lim (Singapur), Elche CF con Christian Bragarnik (Argentina), Granada CF con Ddmc (China), Atlético de Madrid con Idan Ofer (Israel) y Real Valladolid con Ronaldo Nazário (Brasil).

 

En Segunda División esta cifra se eleva hasta los siete clubes. En la categoría de plata, RCD Espanyol (Rastar Group, de China), RCD Mallorca (Robert Sarver, Andy Kohlberg y Steve Nash, de Estados Unidos), Albacete (Skyline - Georges David Kabchi Zakia, de Venezuela), Málaga CF (Al-Thani, de Qatar, ahora bajo un administrador judicial), UD Almería (Turki Al-Sheikh, de Arabía Saudí), UD Alcorcón (Iván Bravo y David Blitzer, de Estados Unidos) y Real Oviedo (Carlos Slim, de México) cuentan con capital extranjero.

 

 

En la Serie A los inversores estadounidenses también son mayoría. La liga italiana cuenta con siete clubes en Primera con inversión extranjera, ya que a los seis con los que arrancó la temporada 2020-2021 se les ha unido el Spezia a principios de febrero tras la compra por parte de un empresario norteamericano.

 

En total, cinco clubes cuentan con capital estadounidense: AC Milan (Elliott), ACF Fiorentina (Rocco B. Commisso), AS Roma (Friedkin), Parma Calcio (Krause) y Spezia (Robert Platek). A ellos se unen Bolonia FC (Joe Tacopina y Joey Saputo, de Canadá) y el Inter de Milán (Suning, de China), un club que está en búsqueda de nuevos inversores que le aporten liquidez tras los problemas económicos de su propietario, que ha decidido centrarse en su negocio principal desinvirtiendo en fútbol, con el Jiangsu, vigente campeón de la Superliga china, cesando sus operaciones.

 

El Spezia es el último club de la Serie A en pasar a manos de inversores de Estados Unidos. Un total de 36 clubes en las dos principales divisiones del fútbol europeo actualmente son propiedad mayoritaria de inversores estadounidenses. En 23 casos (64%) la adquisición se llevó a cabo a partir de 2018.

 

El fútbol francés también ha sido puesto en el punto de mira de los inversores, hasta el punto de que se han cerrado nueve operaciones desde 2019 incluyendo algunas en clubes de la Ligue 1, como el OGN Niza (Jim Ratcliffe, de EEUU), Lille (Calisto, subsidiaria de Merlyn Partners, de Luxemburgo) o Sochaux (Ledus, de China). Dos de los principales clubes franceses, AS Monaco y París Saint-Germain, fueron pioneros, marcando el camino con sus inversores rusos (Dmitry Rybolovlev) y qataríes (Qatar Sports Investments), en 2011.

 

 

Otro club francés en manos de inversores extranjeros es el Olympique de Marsella, que pertenece al empresario estadounidense Frank McCourt, mientras que el Olympique de Lyon dio en 2016 entrada al capital chino vendiendo el 20% de sus acciones a IDG Capital Partners. Además, el Girondins de Burdeos fue comprado en 2018 por King Street y Gacp (EEUU), completando el elenco de ocho clubes de la Ligue 1 que cuentan con inversores más allá de las fronteras de Francia.

 

Un caso diferente es el de la Bundesliga alemana, donde la estructura de financiación y propiedad es muy diferente a la de España, Inglaterra, Francia o Italia. La razón principal es la regla 50 + 1, un término informal usado para referirse a una cláusula de la Liga de Fútbol Alemán (DFL, por sus siglas en alemán) que establece que “para obtener una licencia para competir en la Bundesliga, un club debe tener la mayoría de sus propios derechos de voto”, por lo que al menos el 51% tiene que estar en manos del club y sus socios.

La regla cuenta con pocas excepciones, como las del Bayer 04 Leverkusen y el VfL Wolfsburg, en los que sus principales patrocinadores forman parte de la historia de los propios clubes, durante más de 20 años, y por ello se les permite que dispongan de una participación mayoritaria ellos.

 

Los cambios de propietarios en el fútbol europeo han llevado a Cies a evaluar también el grado de compromiso de los dueños de los clubes en base al número de años al que han estado vinculados a su propiedad. La Juventus lleva en manos de la familia Agnelli desde hace casi 98 años, un caso extraordinario.

 

En el caso de LaLiga, el club que lleva más años en manos de uno de sus propietarios es el Atlético de Madrid, con 33,7 años, seguido del Sporting de Gijón con 26,3 años y el Villarreal CF con 23,8 años, en un análisis del que quedan excluidos los clubes que no son sociedades anónimas deportivas y que pertenecen a sus socios, como Athletic Club, CA Osasuna, FC Barcelona o Real Madrid