28 May 2022 | 15:40

Líder en información económica del deporte

Clubes

Los nuevos dueños del CF Reus llevarán el club a concurso para restructurar la deuda

Los inversores americanos que adquirieron la propiedad a Joan Oliver buscarían una quita al pasivo de cinco millones de euros que arrastra la entidad ante el golpe que ha supuesto su expulsión de LaLiga.

Palco23

17 feb 2019 - 18:50

Los nuevos propietarios del CF Reus no quieren asumir toda la deuda que generó la gestión de Joan Oliver. El grupo inversor encabezado por Clifton Onolfo y Russel C. Platt aprovechará que el anterior consejo de administración se acogió al preconcurso de acreedores para continuar con ese proceso. De esta manera, podrían forzar importantes quitas sobre una deuda que ya ronda los seis millones de euros. El riesgo, como en todos estos casos, es que el juez envíe al club a liquidación.

 

El grupo americano, que está siendo asesorado por el despacho Cuatrecasas, Gonçalves, Pereira, se ha quejado desde el primer día que el pasivo real se les había ocultado. A ello se le suma que, pocos días después de la venta, el juez de disciplina social de LaLiga decidió expulsar al club del fútbol profesional e imponerle una multa de 250.000 euros.

 

La decisión definitiva se debe tomar el 2 de marzo, que es cuando finaliza el periodo de tres meses que obtuvo la entidad deportiva para protegerse de sus acreedores. En caso de que hubiera sido un club, banco o jugador el que instara el concurso, se podría haber declarado como fortuito y obligar a los consejeros a responder del pasivo con sus propios bienes.

 

Uno de los problemas del CF Reus es que no tiene activos con los que responder a sus compromisos, pues todo el primer equipo ha rescindido su contrato para poder jugar en otros equipos de LaLiga 1|2|3. A ello se añade que la propiedad del estadio es municipal y que ni siquiera dispone de los derechos económicos de su plaza en LaLiga tras ser expulsado. Eso sólo podría cambiar en función de cómo resuelva el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD).

 

El Reus anunció a finales de octubre la presentación de preconcurso de acreedores, tras acumular seis millones de euros en pérdidas desde su ascenso al fútbol profesional.El club concluyó 2017-2018 con unas pérdidas de 983.000 euros, por lo queacumula unas pérdidas de 5,6 millones de euros al cierre del último ejercicio

 

En esas cuentas, a las que tuvo acceso Palco23, se refleja que toda la deuda del equipo de fútbol es a corto plazo, con 3,1 millones de euros comprometidos con la banca. Además, hay otros 863.000 en compromisos financieros con terceros, 500.000 euros con Hacienda y 323.000 euros con los propios futbolistas.