18 Ene 2022 | 01:52

Líder en información económica del deporte

Clubes

Los minoritarios del Espanyol avalan las primeras cuentas de Rastar

Palco23

13 dic 2016 - 15:20

Los minoritarios del RCD Espanyol vuelven a demostrar su apoyo al nuevo máximo accionista. Apmae, la organización que agrupa a los pequeños accionistas, ha anunciado que votará a favor de todos los puntos del orden del día de la junta de accionistas, la primera en la que se dará luz verde a unas cuentas anuales elaboradas por Rastar Group, que a principios de año adquirió la propiedad del club.

 

La entidad recuerda que "por primera vez en muchos años no hay salvedades", después de que se decidiera aplicar un fuerte correctivo al balance para sanearlo y, posteriormente, ampliar capital en 75,2 millones de euros. También valoran positivamente "la reducción muy importante de la deuda" y la "capacidad económica para reforzar la plantilla" que se evidencia también en que "ya no es imprescindible vender jugadores".

 

Eso sí, en su presentación previa a la junta también hacen alguna crítica a determinados aspectos de la situación del conjunto blanquiazul, que previsiblemente se irán solventando en las próximas temporadas a medida que se aumente la rentabilidad del negocio, tal y como confían en su plan estratégico de aquí a 2020. Por ahora, advierten de que "la deuda a corto plazo es demasiado elevada", "el fondo de maniobra está muy desequilibrado" y sigue sin conseguirse un fuerte aumento de la masa social.

 

Como ya adelantó Palco23, el equipo blanquiazul someterá hoy a votación unas cuentas que, en la temporada 2015-2016, arrojan un beneficio neto de de 2,112 millones de euros, la cifra más alta de prácticamente la última década. Y la previsión es que en el ejercicio en curso, con la reestructuración del balance ya realizada, la mejora pueda ir a más.

 

Fuentes del Espanyol añadieron entonces a este diario que “2016-2017 es el primer año completo y el de lanzamiento, mientras que esperamos que 2017-2018 sea el de la consolidación en el ámbito financiero”. Para ello ha sido determinante la última ampliación de capital por 75,2 millones de euros, así como los nuevos contratos audiovisuales, que en 2015-2016 ya supusieron una importante mejora y explica, en parte, el regreso a la rentabilidad.