19 Ene 2022 | 08:53

Líder en información económica del deporte

Clubes

Los descendidos a Segunda B tendrán un ‘colchón’ extra de 2 millones

Desde el pasado verano, La Liga obliga a los clubes a abonar una cuota de inscripción de dos millones, que se completa en tres años y que pueden recuperar al caer a la tercera categoría, junto a los 1,25 millones de la ayuda al descenso.

Marc Menchén

28 jun 2017 - 05:00

mallorca elche descenso

 

La Liga busca nuevos mecanismos para dar cierta estabilidad económica a los clubes, especialmente para aquellos que sufren importantes retrocesos en su presupuesto a causa del descenso. Un objetivo para el que también se ha creado un colchón adicional a la ayuda al descenso para aquellos que caen a Segunda División B y que puede ser de hasta dos millones de euros, según ha podido saber Palco23.

 

Este importe es el equivalente a la nueva cuota de inscripción en la patronal, que el pasado verano se actualizó desde los 500.000 euros en que estaba fijada a ese máximo de dos millones. No obstante, no es un pago que deban realizar de manera automática los equipos que suben desde Segunda B, categoría gestionada por la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), sino que disponen de tres temporadas: un millón de entrada y 500.000 euros el segundo y tercer año, respectivamente.

 

Fuentes conocedoras de la aprobación de esta medida indican a este diario que el objetivo es, en cierta manera, obligar a que las direcciones tengan unos ahorros asegurados para el día en que dejen de participar en alguna de las dos competiciones de La Liga. No les garantizan ningún rendimiento como el que ofrece un depósito, pero garantiza que ese dinero no se tocará y, en caso de producirse la pérdida de categoría, recuperarían esas dos millones, que se sumarían a los 1,25 millones de la ayuda al descenso. 

 

En total, 3,25 millones que, sumados a los ingresos ordinarios, ofrecerían una ventaja competitiva importante para volver a pelear por el ascenso a la actual Liga 1|2|3. Cabe recordar que, en Segunda B, la mayoría de presupuestos apenas superan el millón de euros, a no ser que tengan una fuerte base de abonados, como le sucedió al Cádiz CF, o el apoyo económico del máximo accionista vía patrocinios.

 

 

Además, la Rfef no establece ningún tipo de control económico, aunque La Liga sí intenta evitar que eso sea una ventaja competitiva obligando a los ascendidos a que sus cuentas arrojen un beneficio suficiente para compensar pérdidas del pasado.

 

"Es muy complicado poder mantener ciertas estructuras organizativas cuando se pierde la categoría", recuerdan desde un club, sobre la importancia de esta ayuda. De ahí el origen de la ayuda al descenso que existe desde hace unos años y que se ha potenciado con el nuevo sistema de reparto de los ingresos de televisión. 

 

Muestra de la importancia que ha adquirido este apoyo económico es lo que ha sucedido en Segunda. El Levante UD confirmó su regreso inmediato a Primera con varias jornadas de antelación, mientras que el Getafe CF también lo ha logrado tras imponerse en la fase de ascenso. Ambos recibieron una ayuda al descenso que por primera vez en la historia no era reembolsable y que, además, superaba los 10 millones de euros. De hecho, equipos como el Girona CF, que ha logrado el ascenso, advertían de la importancia de lograr ya este hito porque cada vez será más difícil entrar en este ascensor de divisiones.

 

Pero en la Liga 1|2|3 también se han tomado medidas encaminadas a que los clubes puedan apuntalar sus balances y estar en mejor disposición para seguir en la élite. Como ya publicó Palco23, el reglamento renovado a finales de año también incluye la posibilidad de que los equipos puedan pedir un adelanto de dinero a cuenta de los derechos de televisión. En esencia que, preservando el sistema de competición abierta y presencia por méritos deportivos, sí exista cierta estabilidad para aquellos inversores que compren un club.