Líder en información económica del deporte

Clubes

Los clubes de La Liga arropan a Tebas y se desmarcan de Villar: "no nos representa"

Marc Menchén

30 mar 2015 - 19:30

La asamblea extraordinaria celebrada hoy por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha decidido no adoptar ninguna medida de calado contra la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), pero sí ha aprobado una dura resolución contra el presidente de la misma, Ángel María Villar. En ella, admiten no sentirse representados por el dirigente vasco y le instan a cambiar de actitud para desencallar la aprobación del Real Decreto que regule la venta centralizada de los derechos de televisión. Además, ensalzan las gestiones de Javier Tebas, presidente de la LFP, en toda esta negociación.

 

“Todo el mundo ha estado de acuerdo en que, si en unos días no se produce esa reacción del presidente de la Rfef, habrá que tomar la medida de abandonar los puestos de la Junta Directiva y la Comisión Delegada. Por eso se habla de oposición frontal del fútbol español, no es una obligación, es una voluntad de todos los clubes”, ha indicado Tebas tras la reunión en la que todos los puntos se han aprobado de forma unánime.

 

Entre los acuerdos también consta el de "reprobar la actuación del presidente de la Rfef al no respetar los acuerdos alcanzados y, en particular, su ausencia consciente e injustificada a la reunión convocada por el señor ministro de Educación [José Ignacio Wert] el 26 de marzo de 2015". En esa cita debía alcanzarse un pacto sobre el reparto de ingresos (Villar exige elevar del 2% al 4% o 5% la parte del pastel para la Federación), pero el dirigente se negó a asistir porque en el encuentro no iban a tratarse otras cuestiones, como las inspecciones de la Seguridad Social o las auditorías abiertas contra el organismo.

 

El enrocamiento de Villar, en el fondo, va en contra de los intereses del fútbol español en general, ya que cuanto más se tarde en poder comercializar los derechos de televisión a partir de la temporada 2016-2017, mayor es el riesgo de no lograr los 1.000 millones de euros que se aspiran a conseguir; actualmente, esta partida genera unos 850 millones por temporada.

 

El responsable federativo, que hasta ahora contaba con algunos apoyos entre los clubes de Primera y Segunda División, ha perdido hoy cualquier tipo de comprensión, a tenor del comunicado de la patronal de clubes profesionales. "El fútbol profesional español, su máximo órgano rector como es la LFP y los clubes que lo integran, en estos momentos y debido a su actitud, no se sienten representados por el señor presidente de la Rfef", señalan en un mensaje que quieren trasladar al Gobierno.

 

En cambio, dan un importante espaldarazo a Tebas, que estas semanas se jugaba el verse reforzado como interlocutor de la élite futbolística ante el riesgo de fugas hacia el bando de Villar. Sin embargo, en el comunicado se ha decidido "respaldar la gestión llevada a cabo por la LFP y, en particular, por su presidente, para la efectiva centralización de la explotación de los derechos audiovisuales y un modelo de reparto equitativo de los ingresos, a través de un Real Decreto Ley, como expresión de la voluntad de la práctica totalidad de los clubes que constituyen el fútbol profesional español".

 

Está por ver ahora cuál será la reacción de Villar, que se sabe portador de la confianza de la Fifa y la Uefa y de prácticamente la totalidad de la asamblea de la Rfef. En este último ente se encuentran los clubes profesionales, peor también las delegaciones autonómicas,  el comité arbitral, los entrenadores, los futbolistas, los clubes no profesionales y el fútbol sala. La implicación de Villar es necesaria para sacar adelante el Real Decreto sobre los derechos de televisión, ya que él mismo se ha encargado de recordar que los estatutos de la Fifa le dan a ella y no a la LFP la titularidad de estos derechos.