08 Dic 2021 | 02:19

Líder en información económica del deporte

Clubes

Laporta y su junta deberán avalar 23,2 millones por las pérdidas de 2003

Palco 23

21 oct 2014 - 06:35

La Justicia poco a poco va resolviendo los litigios en los que se encuentra inmerso el FC Barcelona. El último vuelve a afectar al expresidente Joan Laporta y siete de sus directivos (Alfons Godall, Joan Boix, Rafael Yuste, Jaume Ferrer, Albert Perrín, Alfons Castro y Josep Cubells), que deberán avalar 23,2 millones de euros por las pérdidas de 63,2 millones que sufrió el club en la temporada 2002-2003. En función de como acabe la acción de responsabilidad, cada uno de ellos podría verse obligado ya no a avalar, si no a pagar 2,9 millones de euros por esas pérdidas.

 

El dirigente tan sólo tomó las riendas de la entidad durante ocho días de ese ejercicio, pero fueron todas las depreciaciones de futbolistas que aplicó su equipo las que provocaron el agujero. Por esta razón, el Juzgado de Primera Instancia de Barcelona considera que Laporta y los siete directivos que le acompañaban en la candidatura a la reelección en 2006 deberían haber avalado 23,2 millones de euros, equivalentes al 15% del presupuesto. No cabe recurso al fallo judicial.

 

La Liga de Fútbol Profesional (LPF) exige estos avales en aplicación de la Ley del Deporte, pero en aquella ocasión se eximió a la junta de realizar este trámite porque no estaba claro si las pérdidas del ejercicio 2002-2003 correspondían al mandato de Joan Gaspart o al de Laporta.

 

La ejecución de la sentencia ha sido dictada por el juez Antonio Nuno de la Rosa, previsiblemente a instancias del socio azulgrana Vicenç Pla, que es quien presentó la demanda y al que muchos han vinculado al entorno del expresidente Sandro Rosell. En su día, Pla ya logró que Laporta avanzara la convocatoria de elecciones a la temporada 2006-2007 por considerar que esos ocho días formaban parte de su mandato, a lo que ahora se añade la atribución de las pérdidas de ese ejercicio también a su junta.

 

Ahora los ocho exdirigentes culés están a la espera de lo que decida el juez José Manuel Martínez Borrego, que instruye el proceso sobre la acción de responsabilidad contra la última junta de Laporta, a la que se le atribuyen unas pérdidas de 47,4 millones de euros durante sus ocho años de mandato. Durante las vistas se evidenciaron las fuertes discrepancias entre la directiva entrante y la saliente.

 

Si el magistrado considera que hubo pérdidas en el mandato, los avales se traducirían en la obligación de pagar al Barça, a expensas de lo que suceda con la póliza de seguros de 25 millones que firmaron con Zurich y que debería cubrir parte de los costes. Sin embargo, la aseguradora considera que no está obligada a pagar nada porque no se ha producido daño a ningún tercero, sino al propio tomador del seguro.