03 Dic 2021 | 20:41

Líder en información económica del deporte

Clubes

Laporta: “Tenemos la masa salarial un 110% de los ingresos, no cumplimos el Finantial Fair Play”

El presidente del FC Barcelona ha comparecido ante la prensa para hacer balance de la situación deportiva, económica e institucional del club.

Palco23

28 may 2021 - 12:31

Laporta: “Tenemos la masa salarial un 110% de los ingresos, no cumplimos el Finantial Fair Play”

 

 

Joan Laporta ha roto su silencio. En el Auditori 1899 del Camp Nou, el presidente del FC Barcelona ha realizado su primera comparecencia desde que fuera elegido presidente el pasado 7 de marzo. Sin dar excesivos detalles sobre la situación económica, a la espera de los resultados de la due dilligence de Deloitte que se presentará en julio, ha reconocido que “el Barça está en situación económica delicada, con pérdidas importantes y una deuda muy grande”. Además, ha anticipado que “la masa salarial la tenemos a un 110% de los ingresos, no cumplimos el Finantial Fair Play”.

 

La rueda de prensa de Laporta había levantado una gran expectación. El futuro del equipo de fútbol, pendiente de la renovación de Messi y la decisión sobre el entrenador, los despidos en las secciones profesionales, la Superliga, los avales o la situación económica del club, tras la due dilligence de Deloitte, eran algunos de los temas sobre los que se esperaba que se pronunciase.

 

“Tenemos la necesidad de explicarnos”, ha empezado diciendo Joan Laporta, reconociendo que “hemos detectado cierta impaciencia en el entorno”. “Me gustaría explicar la hoja de ruta a corto plazo”, ha añadido, recordando que los ritmos son diferentes ya que “hemos llegado a mitad de temporada” finalizando un proyecto que no ha funcionado” y dando inicio a un “nuevo modelo de club que revertirá la situación económica que nos hemos encontrado”.

 

 

 

 

En el tema económico no podré ser muy preciso porque estamos bajo la auditoría que se cerrará en julio”, ha señalado. “El 20 de junio se hará la asamblea de compromisarios, y allí tendremos más información”, ya que “están saliendo cosas que hemos de resolver, algunas preocupantes, otras sorprendentes, y otras complicadas pero que tienen solución”, ha añadido.

 

El club elaboró un presupuesto de 828 millones de euros para esta temporada, con una previsión de un millón de euros de beneficio, pero ahora se trabaja con un escenario de cerca de 700 millones de euros de ingresos y unas pérdidas de 300 millones de euros, que triplicarían las del ejercicio 2019-2020.

 

“En cualquier caso, seremos transparentes al máximo”, ha dicho, al tiempo que ha avanzado que “nos planteamos pedir responsabilidades” por actuaciones como el pago de 1,5 millones de euros al Laità, aunque “queremos acabar la due dilligence para analizarlo porque nos ha llevado a una situación económica delicada, con pérdidas importantes y una deuda muy grande”. “Estamos en el proceso de reestructurar el endeudamiento”, y analizando posibilidades también en el ámbito del patrocinio. “Afortunadamente el Barça tiene unos activos muy potentes”, he sentenciado.

 

“Estamos revirtiendo la situación económica, la masa salarial la tenemos a un 110% de los ingresos previstos, heredados como consecuencia en parte del coronavirus”, ha afirmado, reconociendo que “eso se tendrá que ajustar y estamos trabajando”. “También tenemos el Fair Play Financiero, que ahora no lo cumplimos, por cada cien (euros) que liberemos podemos entrar 25, una ratio que tiene su complejidad de conseguir”, por lo que “debemos reducir gastos y ampliar ingresos”.

 

Tenemos ofertas importantes para la camiseta, aunque con Rakuten queremos renovar y ya estamos en conversaciones, pero tenemos otras nuevas que mejoran mucho lo que tenemos. Y los title rights del estadio y otras categorías nos permiten ser optimistas, pero al ritmo que comportan estas decisiones”, ha manifestado.

 

 

 

 

En relación al Espai Barça, ha expuesto que “la auditoría nos determinará el presupuesto final que será más de los 825 millones previstos”, aunque en cualquier caso es una cifra que se queda corta. “Se ha pedido al Ayuntamiento un plan de mejora al que fueron receptivos, y a final de año ya tendremos la licencia para empezar el proyecto: el Palau y la renovación del Camp Nou, que ha quedado obsoleto”, ha afirmado.

 

En ocho meses se tendrá que hacer la cubierta y tendremos que desplazarnos”, ha asegurado sobre la necesidad de ir a jugar al Estadio Olímpico de Montjuïc. “Habrá un periodo lo más corto posible que tendremos que jugar partidos fuera del estadio, pero no será tanto tiempo como pensábamos”, ha detallado.

 

En relación a la Superliga, apunta que “era un proyecto muy avanzado cuando llegamos”, y que era muy importante que el Barça “estuviera en esta competición”. “Tras una semana revisando los documentos con los abogados, concluimos que debíamos formar parte con una reserva: someterlo a la asamblea de compromisarios”, siendo el único club que planteó esta reserva. “Hay que defender los intereses del Barça e intentar que el fútbol sea sostenible, con problemas que hacen que suframos económicamente”, ha detallado. En cualquier caso, “la posición del Barça siempre es la del diálogo con la Uefa, la Fifa, las federaciones y LaLiga”.

 

 

 

 

A nivel deportivo, ha asegurado “no hay temporadas de transición”, a final de temporada llega el momento de pasar balance. “Nos hemos emplazado a vernos la próxima semana”, ha explicado sobre Ronald Koeman, sin entrar a valorar si Pep Guardiola o Xavi Hernández son opciones, detallando que “Ronald da el perfil”. Mientras que sobre Messi ha explicado que “el nuevo contrato va bien pero no está hecho”, con una propuesta “dentro de las posibilidades del club”. Y ha anticipado que la semana que viene se presentarán los primeros fichajes, al tiempo que ha pedido paciencia para la toma de decisiones.

 

En relación a los cambios en el balonmano, ha afirmado que siente admiración por Xavier Pascual y David Barrufet, pero que por “razones técnicas-deportivas había que cambiar el entrenador”. “Nuestro proyecto debe tener nuestro sello y dar un nuevo impulso, son tiempos de cambios”, ha detallado, anunciado que Antonio Carlos Ortega le sucederá en el cargo. Respecto a Barrufet, ha señalado que era necesario hacer reestructuraciones, prescindiendo de secretarios técnicos en las secciones para aligerar el peso de las nóminas. Una situación similar a la del fútbol sala. La única sección que mantiene el secretario técnico es el baloncesto, en la figura del recién fichado Juan Carlos Navarro, que regresó al club en abril.

 

 

Sobre la Superliga Europea

A Ceferin le dije que no tenemos previsto pedir perdón, por pensar ni vamos a pagar una sanción que no tiene justificación”, ha explicado sobre su conversación con el presidente de la Uefa. “Si nos sancionan iremos al TAS y estoy seguro de que ganaremos”, ha opinado. Aunque ha reconocido que el formato de competición no existe y que ahora queda una compañía que tiene unos derechos atribuidos por un juzgado, cuyo juez lo ha enviado al Tribunal de Luxemburgo para que lo ratifique en base al derecho de la competencia de la Unión Europea”.

 

“Queremos promover el diálogo”, apostando por “un formato más atractivo, con una reflexión más profunda sobre cómo ven el fútbol los jóvenes”. “El fútbol pide innovación y cambios”, ha sentenciado, recordando que siguen en contacto con la mayoría de los fundadores de la Superliga, un proyecto del que se han desmarcado los clubes-estado que incluso podrían beneficiarse de ello, según Laporta. “Los grandes clubes también tenemos culpa de la situación”, ha señalado, advirtiendo que trabajan para que el fútbol sea más sostenible detallando que “todos los clubes están en pérdidas y endeudados” cuando hay otros agentes de la industria del fútbol que se están enriqueciendo y “debe corregirse” no “con más competiciones para que haya más a repartir”.

 

Tenemos 1.200 millones de deuda y cerca de 350 millones de pérdidas. Estamos trabajando para revertirlo y lo conseguiremos porque tenemos importantes activos que atraen a los inversores”, ha señalado Laporta.