Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 23 Septiembre 202020:07:06

Buscador

;Menu
h Clubes

LaLiga Santander: asimetría para recortar una bolsa de 2.192 millones en nóminas

Los clubes confían en que podrán salvar los 549 millones que quedan por cobrar de televisión, pero asumen que deberán pedir ajustes salariales para compensar la pérdida de ingresos por taquilla y merchandising, entre otros. De momento, triunfa el ajuste del 70% mientras dure el estado de alarma.
31 Mar 2020 — 05:00
Marc Menchén
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

LaLiga Santander: asimetría para recortar en la bolsa de 2.192 millones en nóminas

 

 

El 70% era un porcentaje que en el fútbol automáticamente recordaba al peso máximo que la Uefa considera que debería tener la masa salarial sobre el negocio ordinario de los clubes. Pero eso ya pasó. Hoy el 70% es el recorte salarial que muchos de los clubes de LaLiga Santander están pidiendo a sus futbolistas durante el estado de alarma, con tal de recortar un presupuesto de nóminas que para 2019-2020 ascendía 2.192 millones de euros, según datos recopilados por Palco23.

 

“Todos los clubes estamos fastidiados, por mucha caja que exhiban algunos”, sostiene el consejero delegado de un equipo de Primera. “Está claro que hay que tomar medidas y/o llegar a acuerdos en caso de que no se acabe jugando”, matiza el primer ejecutivo de otro club. Y en lo que todos están de acuerdo es que todo esto de nada servirá si no llegan los ingresos por televisión, de los que aún tienen que llegar 549 millones de euros entre las dos categorías profesionales.

 

“Hoy somos un poco más optimistas sobre la finalización de la temporada”, añadía ayer un directivo, tras la reunión telemática que mantuvieron todos los clubes. Y no es para menos, pues competir, aunque sea a puerta cerrada, permitiría tapar un agujero que hoy se estima en 494 millones en LaLiga Santander y 55 millones más en LaLiga SmartBank.

 

 

 

 

Si se asegura esto, el sector confía en que con pequeños ajustes acordados en las próximas semanas se puede compensar la pérdida de ingresos por ticketing y asumir las bonificaciones que hagan falta para socios y abonados. Según LaLiga, el impacto en términos de ticketing sería de 42 millones de euros, por los 88 millones de euros en pases de temporada. 

 

A partir de aquí, habría qué ver cuánto se deja cada uno en términos de merchandising, visitas a museos o penalizaciones con patrocinadores, que paradójicamente es lo que puede hacer sufrir a los más grandes, pues sus líneas de negocio están más diversificadas.

 

Hasta julio, calculadora en mano y confianza en que los jugadores arrimarán el hombro para ajustarse en mayor o menor grado. “No sería positivo como competición que lo hagan en Alemania o Reino Unido y aquí estemos mirando a otro sitio”, remata otro director general de LaLiga SmartBank. 

 

De momento, los que ya han adelantado los planes de contingencia han apostado en su mayoría por un ajuste salarial del 70% mientras dure la suspensión de la actividad económica decretada por el Gobierno no es casual. Con el calendario que trabaja el fútbol europeo y las previsiones del Ejecutivo, los asesores laboralistas estiman que los clubes se ahorrarían el 20% de la ficha anual los futbolistas si se empieza a contar desde el 14 de marzo. 

 

 

 

 

Es precisamente el tope máximo de recorte que plantea el Atlético de Madrid. La entidad ha remitido una propuesta a la plantilla en la que se dibujan diversos escenarios, según adelantó ayer El Mundo. De esta forma, la reducción salarial para la plantilla deportiva colchonera oscilaría entre el 9% y el 18% del salario bruto en función de cuánto caigan los ingresos, con un ahorro para las arcas rojiblancas que podría ser de hasta 44 millones de euros.

 

El FC Barcelona ha acordado un ajuste del 70% durante el tiempo que dure el estado de alarma, aunque la manera en cómo retribuye a los atletas hace que su previsión sea de sólo reducir un 5% el coste anual del personal deportivo por mes de inactividad. En términos absolutos, se estima que el ahorro global de los blaugrana sería de 16 millones de euros por cada mes de inactividad, entre fútbol profesional (14 millones) y secciones (2 millones).

 

Deportivo Alavés y Espanyol de Barcelona también han optado por el mismo tipo de ajuste aplicado por el Barça, aunque en sus casos señalan que el ahorro podría alcanzar hasta un 20% del sueldo anual, por lo que se moverían en una horquilla de entre 7 millones y 12 millones de euros.

 

Una de las razones para la poca coincidencia sobre el equivalente del ahorro en términos anuales es el modo en el que cobran los futbolistas. De hecho, es el principal elemento que está permitiendo a los clubes contemporizar la toma de decisiones. Y la razón no es otra que los futbolistas tienen un sueldo mensual relevante, pero el grueso de su ficha la cobran en dos plazos, uno en diciembre-enero y otro en julio.

 

 

 

 

“Hay tiempo, y con la confianza de que jugaremos, pero hasta dentro de unas semanas no sabremos realmente el impacto económico de no haber jugado estas semanas; será entonces cuando decidamos qué hacer”, señala el consejero de otro equipo de LaLiga Santander, partidario de jugar con los tiempos mientras su tesorería no se vea afectada.

 

“Yo firmaría con los ojos cerrados una rebaja del 30% del sueldo anual”, admite el primer ejecutivo de un equipo de LaLiga SmartBank, sobre la propuesta que teóricamente realizó el vestuario del Barça a la junta directiva. En cualquier caso, y tomando como referencia el 20% al que alude la mayoría de los dirigentes, el potencial ahorro en toda Primera sería de unos 412 millones de euros, según los cálculos realizados por este diario a partir de los presupuestos para 2019-2020.

 

Sin embargo, y pese hay voces que piden una acción coordinada, LaLiga de momento limita su papel al de asesor y facilitador, coordinándose a su vez con la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). “Seguimos estudiando distintas opciones y barajando la viabilidad dentro del escenario actual”, señalaron el pasado jueves patronal y sindicato en un comunicado conjunto. Ayer se volvieron a reunir para monitorizar la evolución de cada Erte, si bien no prevén que se supere la docena de expedientes.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...