24 May 2022 | 10:19

Líder en información económica del deporte

Clubes

La Real Sociedad hará una consulta sobre el patrocinio de casas de apuestas

El club donostiarra, que aprobó un presupuesto de 100 millones de euros y ganar 8 millones en 2018-2019, quiere que sea la afición la que decide si no renuncian a esta fuente de ingresos.

Palco23

12 dic 2018 - 09:18

La Real Sociedad lleva meses trabajando en la aplicación de mecanismos que permitan preservar el carácter de club social pese a operar como una empresa. Se han empezado a realizar reuniones periódicas con socios y aficionados para conocer sus inquietudes, una iniciativa que ahora llegará al extremo: serán ellos, junto a los accionistas, los que decidan si el equipo de fútbol firma contratos de patrocinio con casas de apuestas. Así lo anunció ayer su presidente, Jokin Aperribay, durante la junta de accionistas, tras un verano en el que rechazaron más de tres millones de euros de Betway.

 

Es una decisión importante, pero el dirigente defendió que se enmarca dentro de su ambición de “construir una Real más cercana a su gente, elaborando estrategias y dinámicas que hagan de Anoeta un espacio de encuentro de la sociedad guipuzcoana y de sus personas”. De momento, este año han conseguido elaborar un presupuesto que arrojará un beneficio de 8,3 millones, pese a que se ha renunciado al citado patrocinio principal y no compite en Europa League.

 

Es un volumen de ganancias importante, aunque inferior a los 28,77 millones de 2017-2018, cuando las plusvalías por traspasos fueron casi el doble que las previstas para este año. Una generación de recursos que ha posibilitado la cancelación de toda su deuda concursal antes de tiempo y obtener la financiación bancaria necesaria para acometer la remodelación del estadio. 

 

“La conversión de deuda en préstamos participativos posibilitó la continuidad y el futuro de la Real. Es una fase de nuestra historia superada”, enfatizó Aperribay, quien añadió sobre la importancia de la nueva etapa: “Anoeta va a ser un campo que le va a permitir crecer a la Real, tanto en ingresos como en número de socios”.

 

El dirigente aseguró que ya son 30.309 personas las que han solicitado su abono para el nuevo estadio, con una cuota media de 312 euros, frente a los 340 euros de 2017-2018. De ahí que la previsión del consejo de administración sea que la recaudación por este concepto baje este año, de 8 millones a 7,3 millones de euros, si bien hay dos condicionantes: no hay partidos europeos y no todos esos aficionados disponen ya de su asiento, a la espera de la finalización de las obras.

 

El consejero Jesús Ruiz aseguró que el plan de inversiones se está cumpliendo, y que el coste final de la modernización del recinto deportivo se situará en torno a los 50 millones de euros que se anunciaron en su día. “Las previsiones iniciales se están cumpliendo y ajustándose razonablemente a las cifras estimada”. En paralelo, anunció nuevos planes de mejora para las tribunas altas, los espacios de hospitality, vestuarios y control de accesos. En la ciudad deportiva de Zubieta, se mejorarán las vías de acceso y se habilitará un nuevo capo de fútbol.

 

Además de la apuesta por la cantera, que hoy nutre de forma importante al primer equipo, Aperribay destacó el esfuerzo hecho para retener a jugadores clave de la plantilla. El último año se dio el gran salto en gasto de plantilla, pasando de 45 millones a más de 60 millones de euros, un importe que se mantendrá en 2018-2019 pese a los menores ingresos. “Queremos reforzar nuestra competitividad y crear un equipo competitivo fundamentado en la cantera. Nuestro camino es ser los mejores en metodología, ser los mejores en los procesos de trabajo y en exigencia”, concluyó.