20 May 2022 | 03:27

Líder en información económica del deporte

Clubes

La Real Sociedad gana 30 millones en 2017-2018, el doble de lo presupuestado

El club logró mejorar su resultado neto gracias a la venta de Iñigo Martínez, mientras que para 2018-2019 ha cifrado el beneficio previsto en 8,3 millones de euros con unas ventas de más de 100 millones.

Palco23

21 nov 2018 - 11:34

La Real Sociedad gana 30 millones en 2017-2018, el doble de lo presupuestado

 

 

La Real Sociedad mantiene un elevado ritmo de rentabilidad, clave dentro del proceso de remodelación de Anoeta. El club cerró la temporada 2017-2018 con un beneficio neto de 28,77 millones de euros, el doble de lo presupuestado inicialmente, después de que los ingresos se fueran finalmente hasta 139,1 millones de euros, cuarenta millones más de lo previsto. La razón principal de esta desviación positiva fue la salida de Iñigo Martínez al Athletic Club, que abonó 32 millones de euros.

 

A la espera de lo que pueda suceder en el mercado de fichajes de invierno, el consejo de administración presentará a la junta de accionistas un presupuesto de 105 millones de euros para esta temporada, en parte por la contabilización de los 30 millones de euros que supuso la venta de Álvaro Odriozola al Real Madrid. El beneficio neto se situará en 8,3 millones de euros, según avanza Diario Vasco, por lo que se encadenarán al menos ocho años consecutivos de generación de ganancias.

 

Como en la mayoría de equipos, el gran motor de crecimiento está siendo la televisión, cuya aportación habrá rondado los 56 millones de euros en 2018-2019 y el curso anterior. Ahora bien, el aumento del aforo de Anoeta hará que las cuotas de socios y abonados vuelvan a estar en torno a 7,5 millones de euros tras la caída provocada por las obras durante esta temporada.

 

En términos de deuda, la alta generación de beneficios en los últimos años ha permitido acelerar la devolución de dinero. En febrero de 2018 canceló los 20 millones que adeudaba a la Diputación de Guipúzcoa y Kutxabank, por lo que en ocho años devolvió un importe para el que inicialmente se le habían dado treinta años tras levantar concurso de acreedores.