17 May 2022 | 23:59

Líder en información económica del deporte

Clubes

La Real Sociedad consolida beneficios y eleva a 78,6 millones el coste de renovar Anoeta

El club cerró 2018-2019 con unas ganancias de 7,17 millones de euros, que esta temporada ascenderán a 8,61 millones, gracias a que la facturación se mantiene por encima de 110 millones.

Palco23

12 nov 2019 - 15:00

La Real Sociedad consolida beneficios y eleva a 78,6 millones el coste de renovar Anoeta

 

 

La Real Sociedad lleva unos meses inmersa en su mayor proyecto patrimonial de toda la historia, un hecho que sólo es posible por la consolidación de su rentabilidad. El club donostiarra cerró 2018-2019 con un beneficio neto de 7,17 millones de euros, un millón menos de lo previsto inicialmente, mientras que su objetivo para este año es ganar 8,61 millones de euros. Ello, pese a que la facturación total bajará un 4,4%, hasta 112,63 millones de euros.

 

“Tenemos un presupuesto estable que nos permite realizar proyectos ambiciosos”, ha defendido Jokin Aperribay, presidente del equipo de fútbol, en rueda de prensa. El dirigente no ha bajado al detalle de los números, pero el presupuesto del pasado ejercicio contemplaba una cifra de negocio de 72,5 millones de euros y plusvalías por traspasos por 28,4 millones. A estos importes habría que añadir la recuperación de nueve millones por el traspaso de Jonathas al Rubin Kazan, y que en el pasado se provisionó por impagos.

 

En la partida de gastos, la Real ha optado por la prudencia y mantendrá su nivel de masa salarial en 65,4 millones de euros, equivalente al 63% de todos los gastos presupuestados para 2019-2020. En total, se invertirán 104 millones de euros en mantener la actividad del club, que incluye completar las obras de remodelación de Anoeta, ahora renombrado Reale Arena.

 

 

 

 

“Si queremos ser competitivos tenemos que ir mejorando la estructura y la infraestructura. Queremos construir una Real sólida”, ha sostenido el máximo dirigente, para justificar la elevada inversión que al final ha exigido el proyecto. En concreto, en la próxima junta de accionistas se solicitará aumentar la aportación del club en ocho millones de euros, hasta 44 millones de euros.

 

La razón es que el coste total aproximado de las obras se ha situado en 55,9 millones, de los que las administraciones públicas se comprometieron a cubrir sólo 14 millones. La desviación se ha producido en la obra civil y las instalaciones, así como en la envolvente, aunque el consejo de administración también ha querido detallar qué otras acciones se han realizado de forma complementaria.

 

Por un lado, se han producido costes de gestión por 1,9 millones y se han destinado otros 1,7 millones de euros a las obras de realojo de instituciones como Ernest Lluch Kultur Etxea, Kirol Etxea y la Federación Guipuzcoana de Fútbol. A estas dos partidas se añaden 17,1 millones de euros más para mejoras de espacios existentes.

 

El plan inversor ha incluido 8,7 millones de euros para modernizar las zonas de hospitality, los bares y los vestuarios; 2,1 millones para modernizar oficinas, tienda y museo; 2,2 millones para la digitalización del recinto con videomarcadores, wifi y monitores de televisión, entre otros; 1,3 millones para las barandillas y los asientos de la tribuna alta; 1,1 millones más para cumplir con las regulaciones de LaLiga y renovar el control de accesos; 1,1 millones para lámparas del césped y soportes, y 600.000 euros para trabajos varios.

 

El objetivo es poder aumentar el negocio vinculado al día de partido, algo que ya empieza a conseguirse. Según Aperribay, la Real Sociedad ya cuenta con 33.950 socios, de los que 30.388 son individuales y 3.562 son corporativos.