Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 21 Septiembre 202121:46:11

Buscador

;Menu
h Clubes

La Penya encalla su operación inmobiliaria: los fundadores de Mas Ram llevarán al club a los tribunales

El club de Badalona pretende vender los terrenos de Mas Ram a un grupo geriátrico e ingresar más de dos millones de euros. Los socios históricos del club de tenis amenazan con llevarlo a los tribunales por incumplimiento de contrato.

28 Jul 2021 — 05:00
P. R. D.
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La Penya encalla su operación inmobiliaria: los fundadores de Mas Ram llevan al club a los tribunales

 

 

 

La Penya se encalla en una de las operaciones con las que podría fortalecer su caja, tras dos temporadas marcadas por la caída de los ingresos motivada por la crisis del Covid-19. Los socios históricos de Mas Ram, el club deportivo controlado por el Club Joventut Badalona, amenazan con llevar a la entidad a los tribunales para bloquear la venta de los terrenos, una operación inmobiliaria que podría reportar al club más de dos millones de euros.

 

Desde el club de baloncesto defienden que este “ha cumplido escrupulosamente todos los contratos y acuerdos en vigor con dicho club de tenis durante todo el tiempo que dura su relación”. La Penya agrega en este sentido que ni el club ni Zona Deportiva Mas Ram “están inmersas en situación judicial alguna sobre este tema, dado que, tal y como ha hecho siempre en el pasado y seguirá haciendo en el futuro, cumple estrictamente con la legalidad vigente en todos los ámbitos”.

 

Desde hace años, el club verdinegro trata de buscar un comprador para estos terrenos, un club deportivo en la urbanización de Mas Ram (Barcelona) que cuenta con pistas de tenis, pádel, espacio polideportivo y piscina. Aunque se han realizado varios contactos, sólo uno de ellos está avanzado y corresponde a una empresa de cuidado de personas de la tercera edad. El club, presidido por Juan Antonio Morales, espera ingresar unos 2,2 millones de euros por los terrenos.


El Joventut controla al cien por cien la sociedad titular de los terrenos, Zona Deportiva Mas Ram, pero, según explica Josep Valls, presidente de Mas Ram, a Palco23, el club de baloncesto firmó en 2015 un acuerdo que establece que “la condición para poder vender los terrenos y sus instalaciones es que el comprador destine la zona a fines deportivos y/o recreativos”.

 

 

Ahora, los 400 socios fundadores de Mas Ram, liderados por Valls, preparan la presentación de una demanda contra la Penya por incumplimiento de contrato, un movimiento con el que pretenden bloquear la operación inmobiliaria.

 

Los socios de Mas Ram se han puesto en contacto con Scranton (brazo inversor de la familia propietaria de Grifols y accionista mayoritario de la Penya) y con los diferentes partidos políticos para remitirles una documentación a la que ha tenido acceso Palco23 y en la que denuncian “la voluntad de ordenar el desalojo futuro de las instalaciones deportivas para terminar implantando una residencia geriátrica”.

 

La relación entre Mas Ram y el Joventut se remonta a 2003, cuando los clubes llegaron a un acuerdo para convertir Mas Ram en la zona del socio de la Penya, siguiendo el modelo de entidades como Estudiantes o Tau. En aquel momento, el Joventut entró como accionista de Mas Ram suscribiendo una ampliación de capital de 600.000 euros, una cantidad con la que se remodeló instalaciones como la piscina o el gimnasio y se construyeron otras como las pistas de pádel.

 

 

Además, la sociedad Zona Deportiva Mas Ram (titular de los terrenos) firmó un acuerdo de uso con Club Esportiu Mas Ram (los socios históricos) por diez años, que posteriormente se amplió a 25 años.

 

En 2009, la Penya, presidida entonces por Jordi Villacampa, decidió poner en marcha la venta de los terrenos y las instalaciones, esperando ingresar, en aquel momento, 3,3 millones de euros.

 

Esta decisión por parte del club verdinegro supuso un enfrentamiento con los socios históricos, en el que terminó mediando el Ayuntamiento de Badalona y que se cerró con un pacto que contemplaba que “Zona Deportiva Mas Ram estaba facultada para poner a la venta las instalaciones deportivas, con la única condición de que el comprador destine la zona a fines deportivos o recreativos”. “Lo contrario comportaría una clara vulneración de dicha relación contractual, con las graves consecuencias que ello podría comportar para la Zona Deportiva Mas Ram”, sostiene el escrito enviado a Scranton.

 

 

Operación acordeón

La oposición por parte de los 400 socios históricos de Mas Ram se convierte en un escollo en una operación que el club de Badalona lleva años trabajando. El pasado abril, el Joventut se hizo con el cien por cien del capital de Zona Deportiva Mas Ram.

 

A mediados de diciembre de 2020, el club comenzó a trabajar en una operación que en abril, con la anotación en el Registro Mercantil, se culminó. La sociedad Zona Deportiva Mas Ram llevó a cabo una operación acordeón, reduciendo su capital de 611.113 euros a cero, para posteriormente ampliarlo en 212.000 euros

 

La ampliación fue suscrita íntegramente por el club de baloncesto mediante compensación de créditos, de manera que la Penya se ha convertido en propietario al cien por cien de la sociedad. Hasta entonces, el club controlaba el 96,36% de las acciones y el resto estaban en manos de particulares que, en su día, participaron en la creación de Mas Ram. 

 

La venta de Mas Ram supondría un alivio a las tensiones de tesorería en el club, que pretende destinar los ingresos de esta operación inmobiliaria a hacer frente a deuda con la Seguridad Social y a reforzar las arcas de la entidad.  

 

El Joventut de Badalona registró unos ingresos en la temporada 2019-2020 de 3,95 millones de euros, lo que supuso un retroceso del 5,25% frente a los 4,17 millones de euros de la temporada anterior. En la temporada 2020-2021, el conjunto verdinegro había presupuestado unos ingresos de seis millones de euros, contemplando la venta del naming del equipo y los title rights de Palau Municipal d’Esports, dos acuerdos que no se han alcanzado.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...