16 Ene 2022 | 23:01

Líder en información económica del deporte

Clubes

La Audiencia Nacional abre juicio oral contra Neymar y el Barça

El juez José de la Mata ha impuesto una fianza conjunta y solidaria de 3,4 millones de euros en concepto de responsabilidad pecuniaria contra el club, Josep Maria Bartomeu, Sandro Rosell y el Santos.

Palco23

04 may 2017 - 15:51

Nuevo capítulo del caso Neymar. El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha abierto juicio oral contra Neymar y sus progenitores, el FC Barcelona, su actual presidente, Josep Maria Bartomeu, y su antecesor, Sandro Rosell, así como contra el Santos y su expresidente por presuntos delitos de estafa y corrupción en los negocios.

 

El juez ha imuesto una fianza conjunta y solidaria de 3,4 millones de euros en concepto de responsabilidad pecuniaria contra el club blaugrana y sus dirigentes acusados, así como contra el equipo brasileño del que salió el futbolista y su expresidente Odilio Rodrigues. Se trata del importe que debería haber abonado el Barça al fondo de inversión DIS, que denunció la operación de traspaso al considerar que se articuló para evitar que cobrase la cuantía real que le correspondía por el 40% de los derechos federativos del jugador.

 

La Fiscalía, que en su escrito de acusación quiso excluir a Bartomeu por no encontrar indicios contra él, pide dos años de cárcel y diez millones de euros de multa para Neymar y sus progenitores, respectivamente. Para Rosell eleva la pena a cinco años al acusarle de delitos de corrupción y estafa en este fichaje, mientras que al Barça le reclama 8,4 millones en concepto de multa, por los 7 millones que debería abonar el Santos si se confirman las irregularidades.

 

También solicita dos años de cárcel para el padre de Neymar y un año para su madre, ambos por el delito de corrupción en los negocios y pide asimismo una multa de 1,4 millones de euros para la empresa familiar N&N, además de reclamar a cada uno la misma multa de 10 millones de euros que el fiscal ha pedido para el jugador.

 

A Rosell, Odilio Rodrigues, así como al Santos y al Barça, como personas jurídicas, pide también el fiscal que indemnicen de forma conjunta a DIS con 3,2 millones de euros al entender que hubo "intención de ocultar el coste real del jugador", que después se supo había ascendido a 83 millones de euros.