08 Ago 2022 | 07:03

Líder en información económica del deporte

Clubes

Gil Marín y Cerezo se juegan 258 millones de euros con el futuro del Atleti

Palco 23

11 dic 2014 - 05:00

Siguen siendo los máximos accionistas del Atlético de Madrid, pero su posición de control es inferior a la de hace cuatro meses y el riesgo que mantienen frente a la entidad es menor que hace una temporada. La memoria económica del club revela que Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado y máximo accionista, y Enrique Cerezo, presidente, "tienen prestadas garantías personales y solidarias a favor del club por importe global de 258 millones de euros".

 

Se trata de una cifra inferior en nueve millones respecto al cierre de la temporada 2012-2013. "Los intereses y gastos incurridos por razón de las operaciones de afianzamiento y constitución de garantías antes citadas han ascendido a 2,14 millones de euros", señala el documento aprobado en la última junta de accionistas.

 

Esta reducción del riesgo hacia el club se produce al tiempo que Gil Marín ha rebajado su participación en el Atleti del 63,92% al 61,01%. En el caso de Cerezo, su paquete accionarial ha pasado del 23,89% al 22,37%. En conjunto, los dos máximos dirigentes del Atleti aún poseen el 83,38% del capital.

 

La dilución de los dos máximos accionistas se produjo tras la ampliación de capital acordada a finales de junio, por la que el club debía captar 10,41 millones de euros. Esta operación se produjo después de que el Tribunal Supremo declarara nula una ampliación de capital de 2003 en la que se produjeron irregularidades. La nueva oferta de acciones se dirigió primeramente a los accionistas que vieron amortizados sus títulos por decisión judicial, decisión que daba la opción a Gil Marín y Cerezo a mantener su posición.