Líder en información económica del deporte

Clubes

FC Barcelona anticipa la vuelta al equilibrio patrimonial en 2024-2025

Para el ejercicio, el club blaugrana espera haber restaurado completamente el patrimonio neto y que la masa salarial deportiva se sitúe en 500 millones de euros. Sin embargo, la situación podría avanzarse activando más palancas.

FC Barcelona anticipa la vuelta al equilibrio patrimonial en 2024-2025
la masa salarial se situará en 656 millones de euros, lo que representa un aumento del 27% frente a la temporada pasada, a causa de la entrada de jugadores y la imposibilidad de culminar ciertas salidas.

Miquel López-Egea

06 oct 2022 - 13:16

Dos ejercicios más. FC Barcelona considera que el equilibrio en las cuentas de la entidad no se producirá hasta el curso 2024-2025, cuando se restaurará el patrimonio neto y se estima que la masa salarial del primer equipo, secciones y base se sitúe en 500 millones de euros, una cifra “asumible”, según ha explicado hoy Eduard Romeu, vicepresidente económico del club. La situación llegará en esa temporada puesto que en los dos siguientes ejercicios terminan los contratos “costosos” vigentes.

 

Sin embargo, esta fecha se puede avanzar y para el próximo ejercicio, cuando la entidad “rozará el equilibrio”. “Cuando entramos, pedimos cinco años para redirigir el desequilibrio del patrimonio, pero con las palancas este año ya estaremos cerca”, ha explicado. Con todas las palancas, el club habrá vendido activos por más de 700 millones de euros.

 

Para las próximas dos temporadas, el Barça se apoyará en las denominadas palancas económicas para evitar unos números rojos de alrededor de 200 millones de euros. Una de las posibilidades puede pasar por la venta de la sociedad Barça Licensing&Merchandising (BLM).

 

“Quien quiera entrar en BLM tendrá que pagarlo; de hecho, hemos roto stocks, por lo que buscamos un socio industrial que nos ayude a hacerlo más grande”, ha advertido Romeu. Por otro lado, el directivo ha recordado que la deuda neta habrá pasado de 1.350 millones de euros a alrededor de 1.000 millones a cierre de 30 de junio de 2022, según los cálculos de la entidad.

  

 

 

    

El Barça ha cerrado la temporada 2021-2022 con unos ingresos de 1.077 millones, después de haber vendido el 10% de los derechos de televisión, una operación valorada en 266 millones de euros, que ha aportado 207,5 millones de euros en efectivo a la entidad. De no haber cerrado dichas operaciones, los ingresos hubieran sido de 750 millones de euros, importe parecido a los 765 millones presupuestados.

 

El club ha cerrado el ejercicio con un aumento de los ingresos del 33% frente a lo presupuestado. El 35% de los ingresos (344 millones de euros) provinieron de la venta de activos y otros, mientras que los ingresos audiovisuales representaron un 25% (251 millones de euros), un importe que representa un 8% menos de lo previsto a causa de los malos resultados deportivos. No acceder a octavos de final de la Champions supuso un golpe de doce millones de euros.

 

Además, los ingresos comerciales de la entidad fueron de 245 millones, lo que representó 47 millones de euros menos frente a lo presupuestado a causa del retraso en la firma de nuevos patrocinadores.

 

 

 

 

En cuanto al gasto, la masa salarial deportiva representó 518 millones de euros, un 10% más de lo previsto, a causa del aumento salarial por los fichajes de invierno. Por su parte, la masa salarial no deportiva aumentó un 4% frente a lo presupuestado, hasta 59 millones de euros. Las salidas de jugadores y amortizaciones aceleradas derivadas del Espai Barça implicaron un gasto de 97 millones de euros, un 51% más de lo previsto. La entidad también logró reducir los gastos de gestión un 6% frente a lo presupuestado, hasta 182 millones de euros.

 

 

Por otro lado, el Barça ha reducido el fondo de maniobra hasta 279 millones de euros, cuando a cierre de junio 2021 esta cifra era de 554 millones de euros. Además, el balance de situación del club muestra un patrimonio neto negativo de 353 millones de euros a cierre de 2021-2022.

 

La deuda, según la normativa de LaLiga, fue de 608 millones de euros, lo que representa una reducción de 72 millones de euros frente a cierre de 2021. Esta cifra es superior “porque hay compromisos que no están en la normativa como diferimientos con jugadores, litigios o valoraciones de jugadores, que, tarde o temprano se tienen que asumir”, ha remarcado.

 

“Es una barbaridad y esto nos ha hecho débiles a la hora de negociar, pero hemos trabajado para enderezar los fondos propios, por lo que seremos competitivos en dos años: lo sencillo hubiera sido hacer una derrama entre los socios, pero no son los responsables directos de la situación”, ha reiterado Romeu. “El gran problema es la masa salarial y esto estará equilibrado en 2024-2025, de mientras tenemos activos”, ha sentenciado.

 

 

 

 

Para 2022-2023, el club anticipa unos ingresos totales de 1.452 millones de euros. Los ingresos de explotación ascenderán a 1.255 millones de euros, un 23% más que en 2021-2022, mientras que los ingresos financieros, derivados de la venta de participaciones societarias (la palanca de Barça Studios), ascenderá a 197 millones de euros. Este resultado arroja un resultado neto de 366 millones de euros.

 

En este caso, la entidad blaugrana prevé obtener 201 millones de los gastos de estadio, importe que representa un aumento del 53% por la vuelta a la normalidad, mientras que los derechos audiovisuales descenderán un 5%, hasta 239 millones a causa del acuerdo por la venta del 10% de los derechos audiovisuales. Para que este importe se produzca, las previsiones de la entidad pasan por ganar LaLiga y llegar, al menos, a cuartos de final de la Liga de Campeones.

 

 

El Barça prevé un aumento de los ingresos comerciales del 36%, hasta 332 millones de euros, por los nuevos acuerdos vigentes, así como por el aumento de las ventas en las tiendas. Por otros gastos como ventas de activos como el 15% de los derechos audiovisuales y traspasos espera obtener un 24% del gasto, que representarán 483 millones de euros.

 

 

 

 

Respecto al gasto, la masa salarial se situará en 656 millones de euros, lo que representa un aumento del 27% frente a la temporada pasada, a causa de la entrada de jugadores y la imposibilidad de culminar ciertas salidas.

 

El gasto en salario no deportivo aumentará un 3%, hasta 61 millones de euros, mientras que los gastos de gestión crecerán un 34%, hasta 244 millones de euros. Finalmente, otros gastos como las salidas de jugadores y amortizaciones aceleradas derivadas del Espai Barça, implicarán 104 millones de euros, un 7% más que en 2021-2022.

 

Por otro lado, el club se ha hecho con los servicios de Manel del Río como director financiero, que reporta a Maribel Menéndez, directora corporativa del club y una de las encargadas de la ejecución del Espai Barça. El directivo era hasta ahora exdirector de finanzas de Royal Talens.